Ley de Sociedades en Convivencia

Padres de familia iniciarán cruzada contra perredistas

El presidente de la UNPF, Guillermo Bustamante, comentó que como parte de las acciones contra el PRD se planea publicar un desplegado.

14-Noviembre-06

La Unión Nacional de Padres de Familia anunció que a partir del próximo 20 de noviembre iniciarán, en un frente amplio nacional, “una cruzada social permanente para no votar por el PRD” en consecuencia a la aprobación de la Ley de Sociedades en Convivencia en la ALDF.

El presidente de la UNPF, Guillermo Bustamante, comentó que como parte de las acciones contra el PRD se planea publicar un desplegado con los nombres de los asambleístas que votaron en favor de la ley para “que cuando ellos, al dejar ese cargo, quieran ocupar otro de elección, ya se sepa cuál es la línea”.

En conferencia de prensa reveló que este frente, cuyo nombre aún está por definirse, será integrado por ocho diferentes Iglesias, principalmente la católica, organismos empresariales, organizaciones sociales, de jóvenes y educativas.

Es una campaña de resistencia, señaló, los resultados se verán principalmente en las elecciones federales de 2009, por eso no tenemos prisa. Debemos dar pasos firmes.

Sin tener aún una estrategia definida de las acciones que se llevarán a cabo, el presidente de la UNPF, no descartó la posibilidad de realizar spots en radio y televisión donde se pida el voto contra el PRD. Además de algunas presencias públicas en oficinas de gobierno o a las afueras de escuelas y empresas.

Bustamante Manilla recalcó que la Ley de Sociedades en Convivencia, “o como se le conoce ley gay Ebrard”, legaliza lo “antinatural y aberrante” como lo es la unión homosexual.

En tanto, los principales promotores de la Ley de Sociedades en Convivencia durante la cuarta legislatura de la ALDF, Jorge Díaz y Enrique Pérez, consideraron que es más pecado encubrir a pederastas, lo cual sí es un delito, que promover la aprobación de este tipo de normas.

Ambos diputados, integrantes de la fracción socialdemócrata, desearon que la Iglesia y algunos grupos como la Unión Nacional de Padres de Familia recapaciten y no se “asusten”.

Agregaron que una controversia constitucional sería más positivo que negativo, ya que en esa arena también se demostraría que esta ley no tiene inconsistencias y que esta intención es sólo una medida “mediática”.

México/Francisco Iglesias y Valeria Berumen