Matrimonios homosexuales

Por: Vytas Rudavicius
Fuente: Noticieros Televisa

Las parejas británicas homosexuales cuentan ya, desde hace un año, con los mismos derechos y responsabilidades que las parejas formadas por hombre y mujer

LONDRES, Inglaterra, nov. 13, 2006.- Hace un año, dos lesbianas británicas, Shannon Sickles y Grainne Close se convirtieron en la primera pareja del Reino Unido en entrar en la unión oficial conocida popularmente como matrimonio homosexual.

“La gente llama este acto como una boda gay, o matrimonio homosexual, pero el nombre correcto legal es sociedad civil. Realmente fue un enorme cambio, porque las parejas del mismo sexo ahora tienen los mismos derechos y responsabilidades que las típicas parejas heterosexuales”, explica Andrew Forrest, representante de la organización gay “Stonewall”.

Otra pareja gay londinense, Alan Ashmole y Ivan Rowland, fueron los terceros en toda Inglaterra en registrar su sociedad civil, después de 33 años de vivir juntos.

“Cosas prácticas y legales de esta sociedad civil son muy importantes. Antes, en caso de mi muerte, todo lo que tenía se lo quedaba el estado o mis familiares lejanos, o si dejaba todo a Alan, el hubiera tenido que pagar un impuesto de 40 por ciento. Ahora, en caso de mi muerte, él recibirá el 99 por ciento de todo”, dice Alan Ahsmole.

Su ceremonia no tuvo ninguna connotación religiosa, pero en ojos del estado tienen derechos casi idénticos al de una familia tradicional.

“El matrimonio es entre un hombre y una mujer ante los ojos de Dios, mientras que una sociedad civil es entre una pareja del mismo sexo, y no involucra a Dios. Es comparable a un contrato comercial”, señala por su parte Ivan Rowland, homosexual británico.

Las autoridades británicas pronosticaban que durante los primeros 12 meses, un máximo de 4 mil parejas gay decidirían registrar su unión. Se equivocaron por casi el doble.

Hasta este mes de noviembre más de 8 mil parejas homosexuales británicas han registrado su unión: mas de 5 mil fueron entre dos hombres, y casi 3 mil entre dos mujeres.

Después del éxito de esta sociedad civil entre los homosexuales, el gobierno del Reino Unido ahora quiere legislar un contrato similar para 2 millones de parejas hombre-mujer británicas, que cohabiten afuera del matrimonio tradicional.