Entrevista / Adriano González-Regueral: Deja sida huérfanos a 300 mil haitianos

Por Nuria Tesón / 17 de noviembre de 2006

Representante de UNICEF en Haití

El País

MADRID.- Adriano González-Regueral, quien representa a Unicef en Haití desde julio de 2005, dijo que el círculo violencia-pobreza en el que están los niños haitianos complica los problemas existentes y los hace aún más vulnerables.

Como ejemplo habló del caso de los niños con sida, que sufren una exclusión en el ámbito familiar.

"Hay 300 mil huérfanos de sida. Esto supone 20 por ciento de los niños menores de 18 años. También hay 7 mil 500 niños que necesitan ya tratamiento de retrovirales contra el sida y sólo llegamos a 200", señaló.

Por eso, explicó, el Unicef desarrolla programas de protección, salud y educación en el país más pobre de continente.

 

¿Cuál es su labor en Haití?

Desarrollar diversos programas, como el de educación, el de salud y el de protección.

El de educación tiene dos componentes: la vuelta a la escuela para los niños que han dejado de ir por razones de violencia o pobreza. Y dar material a los niños que tenemos en la escuela, más de 70 mil.

Al mismo tiempo, trabajamos con el Banco Mundial y con el Ministerio de Educación, para hacer un programa que mande a todos los niños al colegio de aquí a 2015. Costaría unos 78 millones de dólares.

 

 ¿Y el programa de salud?

Es, principalmente el de vacunación. En Cité Soleil, el barrio más duro de la capital, Puerto Príncipe, hicimos antes de las elecciones de marzo una campaña en la que se vacunó a todos los niños y a las mujeres en edad de procrear.

Se vacunaron 23 mil niños y una cantidad mayor de mujeres de esa zona, y hubo gente que vino desde otros barrios. Desgraciadamente la cobertura sanitaria es de sólo el 20 por ciento.

Intentamos reforzar el sistema público, pero apoyamos también a los privados para tener centros fijos de vacunación.

 

 ¿Y la protección?

El círculo violencia-pobreza en el que están los niños complica los problemas existentes y los hace aún más vulnerables.

Está el caso de los niños con VIH/SIDA, que sufren una exclusión en el ámbito familiar.

Hay 300 mil huérfanos de sida. Esto supone el 20 por ciento de los niños menores de 18 años. Hay unos 7 mil 500 niños que necesitarían ya tratamiento de retrovirales contra el sida y sólo estamos llegando a 200.

Otros 2 mil 800 niños están en la calle, y hay 175 mil, mínimo, que están en situación de esclavitud doméstica.

Y al menos otros 2 mil son traficados a la República Dominicana cada año. Otros mil niños están en grupos armados.

 

 ¿Hay algo peor?

La violencia. Es lo que impide que haya inversión, hace que el capital que se genera salga, que la gente piense en emigrar.