Reprochan olvido a niños de la calle

Por Daniela Rea / 18 de noviembre de 2006

Advierten ONG paternalismo en programas. Estiman activistas que faltó intención en la política foxista para este sector

Organizaciones no gubernamentales que trabajan con niños de la calle consideraron que la política social de Vicente Fox para este sector fracasó por la indefinición en programas de atención.

Sofía Almazán, directora de Casa Alianza, lamentó que el problema no sea por la falta de recursos económicos, sino por la falta de un eje rector -que correspondería al gobierno-, que integre a la iglesia y organizaciones civiles.

"El Gobierno no sabe qué hacer con ellos (los menores indigentes). Sin reglas comunes no hay forma de que evolucionen los proyectos", externó.

Lucía Ruano, directora de Casa de Todos, ubicada en el Callejón Libertad, advirtió que este vacío no sólo no mejora la situación de los niños y jóvenes, sino que alimenta un círculo vicioso.

"Todos los ayudamos y no sabemos bien para qué. Entonces ellos se vuelven los mejores comerciantes del mundo, porque en las calles les dan todo lo que quieran y así siguen consumiendo sus drogas, sin responsabilidad para salir adelante del problema".

REFORMA publicó ayer la historia de algunos de los "Los hijos de Fox", mote que se ganaron Jovanni, el "Puerquito", la "Dálmata", el "Media Vida, el "Jarocho", Landy y otros menores más que desayunaron con Vicente Fox hace seis años, antes de su toma de protesta.

Hoy Jovanni tiene dos hijos con mujeres distintas. "Puerquito" murió por una sobredosis de droga. "Dálmata" también falleció pero por SIDA. "Media Vida" lava puestos ambulantes y se sigue drogando y "Jarocho" desapareció.

Sofía Almazán consideró que la política de asistencia a los niños y jóvenes marginados sigue siendo paternalista y fomenta el arraigo a la calle.

Contra eso, dijo, es difícil luchar porque tienen la libertad de drogarse a la hora que quieren, de no asumir retos, de no responsabilizarse de sus decisiones.

Lucía Ruano conoce bien a "los hijos de Fox". Trabaja en Casa de Todos desde 1988 cuando se fundó, la misma organización donde ellos vivían cuando desayunaron con el Presidente.

Sofía Almazán también conoce su historia, la asociación que dirige se encargó del entierro de "Puerquito" y del bebé de la joven Landy, que murió de frío a los 15 días de haber nacido. También llevó el caso de Mónica, cuyos dos hijos vivirán en una casa de asistencia privada hasta que ella se recupere de las drogas.

Al mes atienden a un promedio de 170 niños y niñas,; de estos el 60 por ciento son varones y un 5 por ciento son bebés de adolescentes.

Tanto Almazán como Ruano coinciden en que los nacimientos en la calle han incrementado porque cada vez más niñas y jóvenes dejan sus hogares para vivir en la mendicidad, ya sea por falta de valores o desintegración familiar.

Tan sólo en los últimos seis meses, Casa Alianza contabilizó 30 nacimientos en la Ciudad de México. El DIF nacional desconoce cifras.

  

'Sin ganas de salir adelante'

Los jóvenes con quienes desayunó el Presidente hace seis años reconocen el mismo problema que las especialistas, pero tienen su propia versión.

Habla Landy. "La gente a veces me regala 20 pesos porque me ve cargando a mi hijo y con eso ya se armó la comida, pero igual al día siguiente no tenemos nada y ya a nuestra edad -a partir de los 20 años- las casas de asistencia no nos reciben, entonces nos quedamos en la calle con todo y bebés".

Habla "Media Vida". "Dejé dos meses la droga -el thinner- luego no encontré trabajo para pagar un cuarto que al mes me cuesta como 300 pesos, luego me dio hambre y la gente me daba dinero y mejor lo usé para comprar tinher. No hay ánimos, pues, tan solo, no dan ganas de salir adelante".

 

 Así lo dijo

 "Cada quien llega a darles apoyo a la calle por su cuenta, sin un objetivo común. Y los niños lo toman como financiamiento a sus vicios, sin responsabilidad para salir adelante".

Lucía Ruano / Directora de Casa de Todos

 

"No alzamos las campanas al vuelo, tenemos aún un gran reto de cien mil niños y niñas que atender y que reincorporar a la sociedad".

Francis Ramírez Martínez / director de Atención a la Infancia del DIF