Rechaza vallas de la PFP en San Lázaro

"No tiene inconsistencias jurídicas": Álvarez Icaza

El presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, Emilio Álvarez Icaza, aseguró que sería "conveniente" extender la Ley de Sociedades de Convivencia al resto del país.

18-Noviembre-06

El presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, Emilio Álvarez Icaza, aseguró que sería "conveniente" extender la Ley de Sociedades de Convivencia al resto del país, pues dijo que no atenta contra nadie sino que incluye y genera un paso muy importante "en la lógica de construir un Estado de Derecho en un régimen democrático".

Entrevistado al término de la ceremonia del Día Internacional de la Mujer, el ombudsman capitalino insistió en que la aprobación de esta ley, la cual fue publicada por el gobierno capitalino y entre otras facultades permite la unión jurídica entre personas del mismo sexo, es un paso de inclusión que ayudará a la construcción de una cultura de derechos humanos en la ciudad de México.

Respecto a las opiniones que afirman que esta legislación tiene inconsistencias constitucionales, Álvarez Icaza señaló que la CDHDF la revisó jurídicamente "y no acompañamos esas opiniones, las valoramos, pero al contrario, nos parece que apenas atiende parte de los pendientes que existen a distintos grupos que han formado hogares y que garantizará entonces el ejercicio de los derechos humanos".

Posteriormente, al asistir al Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, el titular de la CDHDF informó que aún no han decidido si el organismo desplegará visitadores alrededor de San Lázaro el primero de diciembre como lo hizo el día del sexto informe y expresó su rechazo a que la Policía Federal Preventiva nuevamente levante vallas, pues consideró que esto coarta los derechos de los habitantes de la zona.

Apoyo

El ombudsman capitalino, Emilio Álvarez Icaza, señaló que buscarán impulsar esta ley en todo el país.

Álvarez Icaza dijo que la nueva norma ayudará a la construcción de una cultura de derechos humanos en la Ciudad de México.

México/Omar Brito