Festejan diversidad gays de Juchitán

Por Martha Izquierdo / Corresponsal / 19 de  noviembre de 2006

 JUCHITÁN, Oax.-Las intrépidas buscadoras del peligro, una organización gay de Juchitán, celebró su diversidad sexual con una misa católica en la iglesia de San Vicente Ferrer.

Como cada año en estas fechas, los muxhes, como se les denomina en zapoteco a los homosexuales, llegaron ataviados con trajes regionales. Las enaguas de holán, y los huipiles multicolores llenaron la iglesia principal de esta ciudad.

Con sus mejores galas, Alejandro Pineda (Alejandra como se hace llamar), junto con Jesús Armando López, fungieron como mayordomos de esta fiesta y pagaron la misa.

Este año la misa de las intrépidas buscadoras del peligro se celebró al mismo tiempo que un matrimonio.

El sacerdote católico, no tuvo ningún problema en oficiar la ceremonia eclesiástica en donde, mezclados entre amigos y familiares de la pareja que se casaba en esos momentos, estaba la comunidad muxhe.

Mientras se persigna frente a San Vicente Ferrer, en el momento de la consagración, Betsua De Gyves Gallegos (Octavio) pide a los santos que bendigan su hogar.

"Acabo de iniciar mi hogar, estoy iniciando una aventura nueva en mi vida, estoy compartiendo mi espacio con mi pareja y espero que nos vaya bien" dijo mientras terminaba de rezar.

A un lado, Amaranta Gómez Regalado (Jorge), aprovecha para hablar de la ley de convivencia aprobada recientemente en el Distrito Federal, "ahora sí comadre, si quieres puedes irte al DF para que tu pareja se haga cargo de ti, y si nos pasa algo estarán asegurados por la ley" dijo.

Después de la misa, y como lo marca la tradición católica en este lugar, tomaron las velas, que junto con los floreros, fueron ofrecidas a San Vicente.

Luego dieron gracias e iniciaron el recorrido por las calles de Juchitán.

Una banda de música encabezó el cortejo, adelante iban los mayordomos seguidos de las "damas de compañía" y más atrás la comunidad muxhe.

En medio del estruendo del tambor, la trompeta y el saxofón, y de gritos de "vivan los muxhes" "vivan las intrépidas" avanzaron orgullosos de su diversidad sexual hasta la casa de los mayordomos en donde desayunaron mole negro, con puré de papa.

Para la noche, los muxhes festejan con un gran baile su "Vela anual" en donde será coronada la reina "Nadxieli I" al que asisten gays de todo el mundo.

En esta comunidad zapoteca, desde hace más de 27 años los gays se organizaron para realizar una fiesta en la que aceptaban abiertamente su preferencia sexual y comenzaron a realizar actividades de difusión del SIDA y en contra de la discriminación.

En Juchitán la comunidad muxhe es aceptada por la sociedad de manera abierta.