Critican convivencia gay

Por Jorge Escalante / Corresponsal / 20 de noviembre de 2006 

LEÓN.- Para el Obispo de León, José Guadalupe Martín Rábago, la Ley de Sociedades en Convivencia, aprobada en el Distrito Federal y en proceso de discutirse en algunas entidades del país, es sólo un paso para avalar jurídicamente los matrimonios entre personas del mismo sexo.

"La ley es un eufemismo, porque en realidad se trata de una legislación que quiere ir progresivamente conduciendo la legislación hacia el reconocimiento de los matrimonios entre las personas del mismo sexo.

"Evidentemente que esto sería un golpe a lo que es la institución de la familia, tal como la Iglesia lo ordena, porque es Dios mismo quien ha establecido que la familia se constituye entre un hombre y una mujer", destacó en conferencia.

El prelado reiteró que este tipo de legislaciones, pone en riesgo la estructura de la familia.

"Hay que decirlo con toda franqueza, es un camino que nos lleva por un riesgo muy grande de que se afecte de manera preocupante esta institución básica de la sociedad, que es la familia", manifestó luego de oficiar misa.

Sin embargo, aclaró que la Iglesia católica no se mostrará intolerante ante este tipo de leyes.

"No nos mostraremos nosotros intolerantes, pero sí claros en pronunciar lo que es el proyecto de Dios sobre la familia.

"No es una ley que afecte a los católicos, porque no son normas para los católicos, es parte de la constitución humana, es el orden que Dios mismo estableció cuando nos constituyó así como somos", dijo.