Ligero descenso del sida: 39.5 millones de afectados

Por: EFE en Ginebra / Miércoles 22 de Noviembre de 2006

La epidemia mundial de sida empieza a remitir, a pesar los 4.3 millones de nuevos contagios ocurridos en 2006, lo que eleva a 39.5 millones el número de personas que viven con el virus, según datos de ONUSIDA y la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicados ayer.


“Se puede decir que la epidemia, con su pico a finales de los noventa, se está frenando, aunque no todos los países logran reducir su tasa de nuevas infecciones”, asegura el informe en que ambas organizaciones actualizan los datos de la evolución del VIH.


Así, el número de personas que vive con el virus ha pasado de 40.3 millones en 2005 a 39.5 millones en 2006, mientras que el de nuevos contagios anuales ha descendido de 5 a 4.3 millones.


Igualmente, y siempre según los datos del programa de Naciones Unidas para el Sida (ONUSIDA) y la OMS, mientras que en 2005 murieron a causa del sida 3.1 millones de personas, en 2006 lo harán 2.9 millones.


En el África Subsahariana, donde vive el 63 por ciento de los portadores de todo el mundo, su número cayó de 25.8 a 24.7 millones.


Además, en los dos últimos años la prevalencia de la enfermedad entre adultos se mantuvo estable en África del Norte y Oriente Medio, Asia oriental, Latinoamérica y Europa occidental y central, así como en el conjunto del mundo, donde alcanza una media del 0.1 por ciento.


Sin embargo, durante la presentación del informe sus responsables evitaron ayer destacar esos datos e insistieron en que la tasa de infección por el VIH tiende a aumentar en algunos países, como Uganda, donde antes se habían logrado estabilizar e incluso contener la expansión.


“Lo más preocupante es que hay evidencias de que la epidemia sigue avanzando en muchos países, donde los programas de prevención están fallando”, aseguró el director ejecutivo de ONUSIDA, Peter Piot.
Como ejemplo apuntó que en Europa oriental y en Asia central la tasa de infección ha aumentado en más del 50 por ciento desde 2004.


Además, alertó de la grave situación del África Subsahariana, donde se produjeron 2.9 de los 4.3 millones de nuevos contagios.


“Necesitamos intensificar mucho más los esfuerzos de prevención que salvan vidas, al tiempo que ampliamos los programas de tratamiento”, urgió Piot, tras reconocer que los programas orientados y adaptados a las personas más expuestas al riesgo de infección “sí están logrando avances”.


También mostró su preocupación por la propagación de la enfermedad entre las mujeres, que, con 17.7 millones de casos tienen muchas más posibilidades de contraer el virus, tanto por razones biológicas (porque el VIH se transmite mejor de hombre a mujer que al contrario) como sociales.


Respecto a esas últimas, explicó que en África el número de chicas adolescentes portadoras es ocho veces mayor que el de chicos, porque ellas son contagiadas por hombres mayores con los que tienen relaciones sexuales.


Los responsables del informe valoraron que en la última década en muchos países con epidemias generalizadas se han producido cambios positivos en el comportamiento sexual de los jóvenes, que cada vez usan más el preservativo, retrasan el inicio sexual y tienen menos parejas diferentes.


Entre esos países, citan Botsuana, Burundi, Costa de Marfil, Kenia, Malawi, Ruanda, Tanzania y Zimbabue, al tiempo que destacan el trabajo realizado en China para encaminar mejor las inversiones.
En ese país, “hay algunos ejemplos de programas orientados a profesionales del sexo que han contribuido a aumentar notablemente el uso del preservativo y a disminuir las tasas de infecciones de transmisión sexual”, explicó la epidemióloga de ONUSIDA Karen Stanecki.

- En 2005 había 40.3 millones de afectados


- Se registraron 4.3 millones de nuevos contagios en 2006.


Con 17.7 millones de casos en el mundo, las mujeres tienen mucha más probabilidad de contraer el virus.


- En América Latina se están detectando nuevos brotes del virus entre consumidores de drogas intravenosas y entre hombres que tienen sexo con hombres.


- En México 180 mil personas son portadoras del virus y el 57% de las infecciones se dieron entre hombres que tienen sexo con hombres.


- En África el número de chicas adolescentes portadoras es ocho veces mayor que el de chicos porque ellas son contagiadas por hombres mayores.


- En Europa Oriental y en Asia central la tasa de infección aumentó en más del 50% desde 2004.

En América Latina, 140 mil nuevos contagios de VIH


El número de nuevos casos de Sida y de muertes a causa del virus VIH en Latinoamérica descendió ligeramente en el último año, según la ONU, que cree que con menos “homofobia” y más programas específicos para los hombres que tienen relaciones homosexuales se podrían reducir aún más esas cifras.


“Las relaciones sexuales entre varones y el comercio sexual parecen ser los principales factores de riesgo de infección por el VIH en Latinoamérica”, aseguró ayer en Ginebra el director general del Programa de la ONU para el Sida (ONUSIDA), Peter Poit.


ONUSIDA y la Organización Mundial de la Salud (OMS) hicieron ayer público un informe en el que se apunta que 140 mil personas contrajeron el virus en 2006, frente a 200 mil en 2005, al tiempo que las muertes por esa enfermedad pasaron de 66 mil a 65 mil.


Las dos terceras partes de los 1.7 millones de personas que viven con el virus en la región (frente a los 1.8 de hace un año) son de los cuatro mayores países (Argentina, Brasil, Colombia y México), aunque la prevalencia es mayor en los estados más pequeños, especialmente en Centroamérica.


Pese a la relativa mejora de las cifras, Poit alertó de que “se están detectando nuevos brotes del virus entre consumidores de drogas intravenosas y entre hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres”.


Al respecto, el trabajo apunta que a menudo el papel que juegan las relaciones sexuales sin protección entre varones “tiende a negarse e ignorarse públicamente en las estrategias para afrontar el VIH”, sobre todo en Centroamérica y los países andinos.


En México 180 mil personas son portadoras del virus y el 57 por ciento de las infecciones se dieron entre hombres que mantienen relaciones sexuales con otros varones.