Entrega Lazos a ANDA donativos

La cantidad que reunió esta fundación será destinada para sufragar los gastos de 50 actores que padecen de sida

Julio Alejandro Quijano
El Universal
Jueves 23 de noviembre de 2006

"Oye Héctor, ¿me ayudarías a recolectar fondos para los actores enfermos de sida?", le preguntó Fela Fábregas a Héctor Bonilla hace 14 años, justo el día del estreno de El Extranjero.

La idea era que al final de la función Bonilla exhortara al público para que depositara su donativo en canastas cargadas por los propios actores. A pesar de los nervios y concentración propios de un estreno, Bonilla accedió a la petición.

Desde entonces, la recolección de fondos ha sido continua y canalizada a través de la Fundación Lazos.

Este año, Fela Fábregas entregó a la ANDA 2 millones 800 mil pesos para sufragar los gastos de más de 50 actores con sida.

La cantidad fue reunida durante los últimos 12 años a través del mismo mecanismo: el público deposita su donativo a la salida del teatro.

La idea le surgió a Fela Fábregas durante un viaje junto con Manolo Fábregas a Nueva York: "Fuimos al teatro en Broadway y, al final, el acto principal hizo el anuncio de que podíamos hacer un donativo para enfermos de sida. Yo me formé para depositarlo y luego le dije a mi marido que debería haber algo igual en México".

Manolo Fábregas le contestó: "Si sientes obligación, hazlo".

Así surgió Lazos, que otorgó una primera aportación en 1993 a la Secretaría de Salubridad en 1993: 23 mil pesos.

El segundo donativo se entregó en 1993 a la ANDA, que recibió un cheque por 210 mil pesos.

Desde entonces, Fela Fábregas ya no había tenido tiempo de organizar la administración de Lazos. Pero este año decidió entregar todo lo que se había reunido.

Ante la magnitud de la cantidad, decidió que no se otorgará en una sola exhibición, sino en 28 mensualidades de 100 mil pesos.

Lilia Aragón, dirigente de la ANDA señaló: "El sindicato gasta 4 millones de pesos mensuales por concepto de salud. En ese rubro, la aportación de 100 mil pesos al mes resulta un gran alivio para las finanzas de la ANDA".

Además, aprovechó la ocasión para recriminar al gobierno federal por la indolencia que muestra ante este tipo de problemas: "Las autoridades siempre han omitido la solución de esta necesidad, pero ante esta ausencia de acciones gubernamentales, la sociedad civil muestra su capacidad de organización".

En la ceremonia de entrega estuvo presente el propio Héctor Bonilla, el pionero de estas recolecciones. De aquellos tiempos de El extranjero recordó: "Blanca Sánchez y yo hicimos las primeras colectas, pero también nos ayudó María Teresa Rivas, quien prescindió de sus descansos en los intermedios... ella que ya tenía edad para disfrutar de sus descansos, prefirió cargar su canasta para pedir fondos".

Fela también echó a andar la memoria: "Julieta Egurrola se quejaba mucho porque la canasta de María Teresa Rivas siempre estaba más llena y con billetes más grandes. Si a Egurrola le daban 20, a María Teresa le daban 100".

Así, de 20 en 100, se juntaron los 2 millones 800 mil que se entregaron ayer a la ANDA en forma del típico cheque de grandes dimensiones que suele usarse en este tipo de eventos. Al ver el tamaño del cheque y jugando con la cantidad que respaldaba, Héctor Bonilla bromeó: "Si en el banco nos lo rebotan, nos meten a la cárcel".

La mayoría de los fondos fueron recaudados en teatros del Centro Teatral Manolo Fábregas, pero también se han unido empresarios de otros foros que han accedido a prestar sus puertas para colocar las canastas donde se deposita la buena voluntad de la gente convertida en dinero.

Desafortunadamente, María Teresa Rivas, la que recibía los billetes de más alta denominación, no asistió a la ceremonia de entrega del cheque. Fela Fábregas explicó: "Hablé con ella poor teléfono y me dijo que estaba muy emocionada pero no se sentía con ánimos para salir a la calle".