Benedicto XVI estudia relajar prohibición al uso del condón

Medida aplicaría sólo en "casos excepcionales"

El Universal
Jueves 23 de noviembre de 2006

ROMA (Agencias).- El papa Benedicto XVI al parecer está considerando la posibilidad de relajar la estricta prohibición de los condones y permitir a los católicos usar preservativos en "casos excepcionales" para protegerse de enfermedades, informaron ayer medios italianos.

El presidente del Pontificio Consejo para los Agentes Sanitarios, Javier Lozano Barragán, ya presentó al Papa un estudio de 200 páginas sobre el tema, informó el diario La Repubblica.

En él se dice que la utilización del preservativo se debe ver como "el mal menor" cuando se trata de prevenir el contagio de una enfermedad mortal.

El sida es "un tema que preocupa mucho a Benedicto XVI" , dijo Barragán. El jefe de la Iglesia Católica impulsó hace meses el inicio de una discusión. Ahora, se le presentó al Papa el documento terminado, que se basa en reflexiones científicas y teológicas.

Se espera que Benedicto XVI tome las conclusiones del estudio como base para un documento propio respecto del tema con directrices oficiales. Sin embargo, Barragán mitigó las esperanzas de aquellos que ya hablan de un "punto de giro". "Creo que ninguna respuesta de la Iglesia puede parecer que favorece el desenfreno sexual", declaró.

Mientras tanto, un grupo de unos 100 turcos protestó en la basílica de Santa Sofía, en Estambul, contra la visita del papa a Turquía. Unos 40 manifestantes, que efectuaron la oración islámica en el museo fueron detenidos por la policía.

El Vaticano minimizó la protesta y confirmó que el viaje papal de la próxima semana se llevará a cabo como estaba previsto. Federico Lombardi, director de la Sala de Prensa de la Santa Sede, valoró la protesta como hechos "aislados y limitados".

Antes de la actuación de las fuerzas de seguridad se sacó del lugar a turistas y otros visitantes.

En su viaje, la semana que viene, el Papa también visitará Santa Sofía. La que una vez fuera la mayor iglesia de la cristiandad se convirtió en una mezquita tras la conquista turca de Constantinopla. Desde 1935 es un museo.

El Partido de la Felicidad turco ha convocado para el próximo domingo una gran manifestación en una plaza de Estambul para mostrar su oposición a la visita papal.

Por otra parte, el Vaticano confirmó ayer que se encuentra todo listo para el histórico encuentro de hoy entre el Papa y Rowan Williams, arzobispo de Canterbury y primado de los anglicanos, en el Palacio Apostólico de Roma.

La reunión tiene el objetivo de recordar el 40 aniversario del primer encuentro entre un Papa y un arzobispo de Canterbury tras el cisma orquestado en 1532 por Enrique VIII, quien colocó bajo su poder a la iglesia de Inglaterra.