Castigan homosexualidad como delito

Por Inder Bugarin / Enviado / 24 de noviembre de 2006

 TEHERÁN.- No hay nada más perseguido y satanizado en una sociedad de creyentes, como la iraní, que los homosexuales, denuncian miembros de dicha comunidad.

Considerados por un Estado teocrático como una amenaza a los valores musulmanes, gays y lesbianas viven reprimidos al estar conscientes que revelar sus preferencias puede costarles la vida.

De acuerdo con el Código Penal iraní, la homosexualidad es castigada con la pena capital.

Docenas de personas han sido condenadas a muerte en los últimos 20 años, aseguran ONG.

El caso más sonado fue la ejecución de Ayaz y Mahmoud en una plaza pública en 2005. Los adolescentes de 17 y 18 años fueron ahorcados por ser homosexuales de acuerdo con Human Rights Watch. La versión oficial indica que fueron castigados por violar un menor de 13 años, perturbar la paz y robar.

La situación de represión ha llegado a tal grado, que el Gobierno holandés ha decidido aplicar el asilo político a los homosexuales iraníes.

"Esto no es vivir, es simplemente respirar", denunció Sepehr, un universitario.

Muhammad, Secretario Social de la Organización de Gay y Lesbianas Persas (PGLO), un organismo clandestino, afirma que la tecnología ha dado voz al homosexual iraní.

Gracias a la red han creado portales de debate y se han establecido contactos, aunque reconoce que se trata de un refugio peligroso.

La Policía infiltra agentes para cazar homosexuales. Este modus operandi fue revelado por Amir, un gay iraní de 23 años que huyó a Turquía. En junio de 2004, Amir arreglo una cita a través de un chat, pero para su mala fortuna sólo se encontró un miembro de la "basiji", una división no oficial de la Policía que se encarga de controlar el comportamiento moral.

En su detención fue torturado y después sentenciado a 100 latigazos.

Aunque no hay estimaciones de la población gay, el PGLO afirma tener una lista de 29 mil correos electrónicos. Los entrevistados no ven ningún futuro y la única esperanza que albergan es terminar la escuela y abandonar el país.