Católicos y anglicanos reconocen serio desafío

Benedicto XVI se reúne con Williams

El Universal
Viernes 24 de noviembre de 2006

CIUDAD DEL VATICANO (AP).- El papa Benedicto XVI y el líder anglicano Rowan Williams admitieron que hay "serios obstáculos" a un estrechamiento de vínculos entre sus iglesias, en una referencia a la desaprobación del Vaticano de la ordenación de mujeres y de obispos homosexuales y a la unión de matrimonios homosexuales en la Iglesia anglicana.

Benedicto y el arzobispo de Canterbury, que hablaron en privado en la biblioteca papal y luego oraron juntos en una capilla, se reunieron ayer para celebrar 40 años de diálogo destinado a zanjar la división de las iglesias surgida en 1534 por la indignación del rey Enrique VIII ante la negativa del Vaticano a anular su matrimonio.

Pero su admisión franca sobre el estado de sus relaciones pone de manifiesto los desafíos. En una declaración conjunta ambos manifestaron gratitud por los esfuerzos de unidad y se comprometieron a seguir dialogando.

"A la vez, nuestro largo viaje conjunto obliga a reconocer públicamente el desafío representado por nuevos acontecimientos que, además de ser divisivos para los anglicanos, presentan serios obstáculos para nuestro progreso ecuménico", dijeron.

Durante su discurso al Pontífice, Williams dijo que "las disputas acerca de cómo aplicamos el Evangelio a los desafíos que impone la sociedad moderna a menudo pueden oscurecer o aun amenazar los logros del diálogo". Ambos líderes firmaron posteriormente una declaración conjunta en la cual reconocieron que pueden trabajar unidos en áreas como la lucha antiterrorista y en favor de la vida.