En 2 años bajará la mortalidad por VIH: Censida

ANGELES CRUZ MARTINEZ / 25 de noviembre de 2006

Será en los próximos dos años cuando empiece a reducirse la mortalidad por VIH/sida, aseguró Jorge Saavedra López, director del Centro Nacional para la Prevención y Control del VIH/sida (Censida), quien también advirtió que, por la dinámica de la epidemia, seguirá en aumento el número de nuevos infectados hasta el año 2010, pero de continuar con una "política fuerte y decidida" de prevención, para 2015 la prevalencia de la enfermedad empezará a bajar.

En conferencia de prensa con motivo del Día Mundial de la Lucha contra el Sida, que se celebra el primero de diciembre, el funcionario informó que desde el inicio de la epidemia en México, en 1983, y hasta el 15 de noviembre de 2006, se han registrado 107 mil 625 personas con la enfermedad, de los cuales 36 mil 500 están vivos. Además, existen 182 mil individuos que son portadores del VIH y lo desconocen.

El promedio de edad a la que se adquiere la infección es de 23 años y a las autoridades de salud les preocupa la situación de las mujeres, principalmente de las amas de casa, que son contagiadas con el virus a través de sus parejas estables. Saavedra resaltó la importancia de que exista una mejor comunicación en las parejas, la cual ­aseguró­ está determinada por la educación sexual recibida en la infancia.

Admitió que uno de los principales problemas que enfrenta el control y atención de la epidemia es la falta de médicos especialistas en el tratamiento y el manejo de los medicamentos, debido a que la mayoría se concentran en el Distrito Federal, Jalisco, Yucatán y Nuevo León.

Saavedra comentó que en el IMSS se ha detectado que se prescriben antirretrovirales que ya no están recomendados para los pacientes, principalmente por sus efectos adversos. Puntualizó que en el instituto existen médicos entrenados en el tratamiento de la epidemia, pero también hay otros ­la mayoría, según dijo­ que no siguen los lineamientos establecidos por la Guía Nacional de Atención del VIH/sida.

Al referirse a la mortalidad, el funcionario admitió que no ha bajado de manera importante, aunque acotó que hace apenas dos años inició el programa de cobertura universal de antirretrovirales para las personas que carecen de acceso a la seguridad social, por lo que los efectos de las terapias se reflejarán en los siguientes dos años.

No obstante, en el DF, donde la mayoría de los individuos que viven con la enfermedad son atendidos por el IMSS y han recibido los antirretrovirales desde 1997, ya empiezan a observarse los beneficios de los fármacos. Mientras en ese año se registraron hasta 900 fallecimientos de hombres, para 2005, la cifra se redujo a cerca de 500.