Impiden divorcio a matrimonio lésbico

Un embrollo judicial tiene perplejos a partidarios y detractores del matrimonio homosexual en EU, que ven cómo una pareja de lesbianas no consigue divorciarse

Por: Agencias
26/11/2006

Un embrollo judicial tiene perplejos a partidarios y detractores del matrimonio homosexual en Estados Unidos, que ven cómo una pareja de lesbianas que se casó hace dos años no consigue divorciarse por culpa de las diferentes leyes que rigen en distintos estados.

Cuando Margaret Chambers y Cassandra Ormiston contrajeron matrimonio en el único estado que permite este tipo de enlaces, Massachusetts, tal vez no contaron con que algún día se querrían divorciar.

Sin embargo, ese momento ha llegado y ahora están encontrando más problemas de los que podían imaginar. “Nuestro matrimonio tiene el mismo derecho a fracasar que cualquier otra pareja”, dijo Ormiston a través de su abogada.

Pero en el estado de Rhode Island, donde viven las dos, eso no está tan claro. La pareja se casó en Massachusetts en 2004, poco después de que este estado aceptase los matrimonios del mismo sexo. Sin embargo, al querer tramitar su divorcio en el vecino Rhode Island, que no tiene una legislación sobre los casamientos homosexuales, se han encontrado con un vacío legal que se ha convertido en un campo de batalla entre partidarios y detractores de la causa.

La pelota está en el tejado del juez de familia Jeremiah S. Jeremiah, quien ha convocado una vista preliminar el 5 de diciembre para dirimir si su tribunal tiene competencia sobre el caso.

Los defensores de las bodas gays confían en que, si la justicia en Rhode Island acepta el divorcio, eso suponga un reconocimiento implícito de la legalidad de estos enlaces.

Esta historia tan común dentro de EU, donde casi uno de cada dos matrimonios acaba en divorcio y ha acabado adquiriendo ribetes folletinescos.