Portal Ciudadano / Ley de Convivencia Edomex

Por Rodrigo Sandoval / 27 de noviembre de 2006

La semana pasada los diputados del PRD de la Legislatura local hicieron el planteamiento de proponer una iniciativa de ley de convivencia similar a la que aprobaron en la Asamblea del Distrito Federal, pero adicionando la posibilidad de adopción.

¿Qué significa esto para los ciudadanos de nuestro estado?

La ley de convivencia que pretenden promover los legisladores perredistas en nuestra entidad no es de su autoría, sino un fiel reflejo de sus contrapartes en el DF, más que otorgar beneficios busca ser un golpe publicitario de los legisladores.

Pero más allá, esta ley no beneficia a los mexiquenses, sino a un grupo de diputados que pretende defender las causas de una "minoría" y atenta contra los ciudadanos mexiquenses.

La ley de convivencia que proponen los legisladores del PRD busca atacar la institución básica de todas las sociedades: la familia. Cualquier libro de introducción a la ciencia política les dirá a los legisladores del PRD que la célula a partir de la cual se construyen las sociedades es ésta. En esta institución social se forman los futuros ciudadanos, se les enseñan los valores cívicos y morales y se forjan los futuros políticos de este País.

La familia hoy día esta luchando por sobrevivir, los medios de comunicación a diario atentan contra ella promoviendo ideas que son contrarias a su subsistencia. La supuesta "liberación femenina" también le ha pasado la factura creando matrimonios por interés o descuidando la educación de los hijos por tener más dinero y menos amor.

Otro ataque a la familia está en las modificaciones al Código Civil de la entidad que impulsó Arturo Montiel para acelerar los trámites de divorcio y permitir que se volvieran a casar los cónyuges de inmediato.

Pero la institución de la familia ha recibido ataques más profundos, las ideas de una forma de vida "light" sin compromiso, sin responsabilidades vinculada cada vez a un mayor individualismo y enfocada al materialismo a generar dinero y consumo buscan destrozarla.

Las familias divididas, las familias disfuncionales son las que están generando delincuentes de alta peligrosidad, políticos sin valores, jóvenes sin principios que les da igual asaltar que matar.

La ley de convivencia pretende favorecer esta forma de vida light, promueve sociedades de personas, uniones de estilos de vida que dañan y perjudican a nuestra sociedad, pero no sólo ello, sino que, peor aún, buscan dar niños en adopción para que reproduzcan estas mismas estructuras o generen más delincuentes.

Los diputados locales del PRD pretenden vender esta idea a la sociedad argumentando que defienden una "minoría", la de homosexuales o heterosexuales y que por ello deben tener sus "derechos", pero estas supuestas "minorías", muchas de las cuales son producto de la "moda" impuesta por el individualismo, el consumismo y la globalización, no han generado sociedades más sanas o más felices, sino todo lo contrario.

¿Por qué habremos de copiar una ley o una moda internacional que ha dañado las sociedades?

¿Por qué permitir legalizar una asociación que genera delincuentes o criminales?

Hay leyes más urgentes e importantes que discutir y aprobar en la Legislatura local que impactan mayorías, no minorías; los diputados perredistas deben pensar que no representan exclusivamente las minorías de homosexuales, sino a todos los habitantes del Estado de México, y que por lo tanto deben ponerse a trabajar aprobando ya leyes que beneficien a la mayoría de los ciudadanos y no a sus grupos personales.

Creo que los ciudadanos mexiquenses debemos oponernos a esta ley. Llamar la atención de los diputados que representan a los ciudadanos y no a las minorías para que no aprueben esta ley.

 portalciudadano@hotmail.com