Sector 3 / A seis años de diálogo

Por Alfredo Villafranca / 28 de noviembre de 2006

Justo hace seis años, antes de tomar protesta como Presidente, Vicente Fox convocó a mesas de diálogo con las organizaciones civiles que trabajan el desarrollo, ahora la nube de humo que vivimos ante la difícil gobernabilidad, provocada por una sociedad dividida por preferencias electorales insatisfechas, no ayuda a reflexionar sobre los compromisos hechos entonces en aras de verificar aciertos y apuntar fracasos.

He aquí un recuento mínimo de los acuerdos de 2000.

-Dar un marco jurídico adecuado, diferenciado, que potencie y no provoque coerción, que contemple realidades de mayorías y minorías, que siente responsabilidades legales justas, con avances provenientes de iniciativas de las organizaciones, pero el tema está aún sin resolver.

-La urgente y necesaria movilización de recursos (para ello se sugirió la participación de la Lotería Nacional, de Pronósticos Deportivos, y fortalecer la cooperación internacional), así como el impulso a las fundaciones comunitarias, cosa harto empañada por casos como el de la Fundación Vamos México.

-Crear un mecanismo de interlocución directa entre Presidencia y las organizaciones, que dio lugar en ese entonces, a la Coordinación Presidencial para la Alianza Ciudadana, entidad desmantelada que pecó de centralismo, no trascendió y sí generó desavenencias con la Secretaria de Desarrollo.

-Apoyar la capacitación y profesionalización de las organizaciones, donde lo logros coordinados por el Instituto de Desarrollo Social en sinergia con organizaciones civiles ha sido positivo.

-Garantizar el derecho de las organizaciones para expresarse y abrir espacios en los medios de comunicación, y desde la Secretaría de Gobernación se dieron pasos importantes, pero aquí la baja participación de organizaciones afectó una buena iniciativa.

-Desarrollar la educación ciudadana en ambos sectores, en las organizaciones y en el Gobierno, donde aún queda mucho por hacerse.

-Participación activa en la atención a grupos vulnerables, colaboración y coordinación de esfuerzos en áreas de salud (VIH), medio ambiente, asuntos migratorios, diversidad sexual, derechos humanos, ayuda humanitaria en casos de desastres y adicciones. Aquí todavía se carece de la incorporación en definición y diseño de programas en conjunto con organizaciones civiles.

-En economía social, las propuestas versaron en torno a fortalecer la promoción de microempresas y empresas sociales, desde el desarrollo de marcos jurídicos, figuras asociativas, apoyos fiscales e infraestructuras en recursos humanos, financieros y materiales adecuados, donde varios programas dieron respuesta a algunas necesidades sociales, pero quedó pendiente el trato diferenciado a asociaciones y fundaciones, y el desarrollo de la cultura democrática al seno del tercer sector.

Por su parte, el Presidente electo, Felipe Calderón, ha incluido de modo transversal en sus distintas áreas temáticas la participación de las organizaciones civiles, así parece que la política social promete inclusión, y es en su documento Avanzar en el impulso de una cultura de corresponsabilidad, rubro de superación de la pobreza, en el que se presenta un compromiso como fundamento de la convivencia complementaria y respetuosa entre las organizaciones de la sociedad civil y el Gobierno. Será imprescindible que desde el poder gubernamental surjan iniciativas para dar lugar a esta cultura de solidaridad compartida.

Su campaña electoral dejó mucho que desear sobre corresponsabilidad, casi atentó contra ella, ahora deberá reconstruirse confianza y credibilidad, más allá de las simpatías propias, de otro modo en el diseño mismo de la política social habrá discrepancias que dañaría el trabajo por los más pobres.

Se esperaba con Fox una nueva manera de hacer política, que no llegó, aunque hubo cambios acertados. Será fundamental que cada una de las propuestas realizadas tenga lugar a través de consultas abiertas por regiones y áreas temáticas que integren todas las corrientes y movimientos que conforman al tercer sector, no sólo por simpatías ideológicas o intereses comunes.

avillaf@itam.mx

 Coordinador del Diplomado de Estudios sobre el Tercer Sector, ITAM.