Descarta Córdova Villalobos futuros retrocesos en derechos sexuales y reproductivos

* El próximo secretario de Salud se compromete con la lucha contra el sida

 

México DF, noviembre 28 de 2006 (Rocío Sánchez/NotieSe).-

La voluntad política para atender a las personas que viven con VIH/sida tendrá gran presencia en el sexenio que inicia este 1 de diciembre, aseveró el próximo secretario de Salud, José Ángel Córdova Villalobos.

Cuestionado por NotieSe sobre si permanecerá abierto el espacio de diálogo con la sociedad civil y las personas que viven con el virus, aseguró que sí, puesto que es con quienes hubo más compromiso en la LIX legislatura, en la que fungió como presidente de la Comisión de Salud. “Si ustedes se fijan, empezamos con 150 millones de pesos en el presupuesto y terminamos con mil 200 millones de pesos para 2006. No hubo ninguna otra área que se haya fortalecido tanto; el presupuesto para los enfermos de sida (sic) y los programas de sida representa prácticamente un 2 por ciento de todo el presupuesto de la Secretaría, y es sólo una enfermedad, si eso no es una muestra de preocupación, no sé cuál pueda ser una buena muestra”.

 

Abordado por periodistas en las instalaciones de la Secretaría de Salud, al salir de una reunión sobre la que rehusó dar más detalles, el ex diputado panista aclaró que sus convicciones no van a cambiar, pero dijo tener “la apertura para escuchar a todas las voces, aunque evidentemente el escucharlos no quiere decir que tenga que seguir lo que la gente está solicitando, hay que analizarlo porque también hay que respetar los derechos de terceros”.

 

“Mis convicciones no las voy a cambiar pero ahora vamos a gobernar para todos con el mismo derecho para todos”, comentó y explicó que no es lo mismo legislar formando parte de un partido político, siguiendo esa ideología, que tener la responsabilidad de un cargo federal.

 

Ante la pregunta de si va a haber un retroceso en temas como el aborto o si va a sacar del Cuadro Básico de Medicamentos la píldora anticonceptiva de emergencia, respondió que no es así, pues “eso ya está pasado; lo de la píldora del día siguiente es una decisión que tomó el Consejo de Salubridad y que actualmente no es de lo más trascendente en la Secretaría, primero quisiéramos garantizar que todos los mexicanos tuvieran acceso a la salud”.

 

Por último, ante los temores expresados por sectores de la sociedad civil que lo ubican en un perfil conservador, el futuro secretario pidió que lo “dejen trabajar” y aseguró que “no los voy a defraudar”. Dijo que su gestión será la de un hombre “profundamente científico” y con un interés predominante en la educación para la salud.