Llaman a reforzar lucha contra sida

Por Reforma / 1º de diciembre de 2006

Pide Annan asumir mayor responsabilidad. Exhorta la ONU a líderes y ciudadanos a ser respetuosos de los derechos de la mujer

NUEVA YORK (AFP).- El Secretario General de las Naciones Unidas, Kofi Annan, llamó ayer a los dirigentes y ciudadanos del mundo a asumir más responsabilidades en la lucha contra el sida, en vísperas de la jornada mundial contra esta pandemia, que en 25 años ha matado a más de 25 millones de personas.

Un cuarto de siglo luego de su aparición, el sida (síndrome de inmunodeficiencia adquirida) sigue avanzando, con 11 mil personas infectadas por día y cerca de 3 millones de fallecimientos al año.

Unos 40 millones de personas son seropositivas o poseen la enfermedad del sida en el mundo, de los cuales 25 millones viven en Africa, según estimaciones de Onusida, el organismo de la ONU creado hace 10 años para coordinar la lucha a escala mundial.

El sida continúa devastando vastas zonas del Africa subsahariana, donde las mujeres son las principales afectadas.

Víctimas usualmente olvidadas, más de 2.3 millones de niños viven con el VIH, virus de inmunodeficiencia humana que causa el sida, en su mayoría en países pobres.

Cada minuto, un menor de 15 años es infectado. La epidemia mata a cerca de 500 mil niños por año, lo que representa un pequeño por minuto.

En un mensaje difundido un día antes de la jornada mundial contra el sida, Annan se felicitó por algunos avances y llamó a renovar los esfuerzos.

"Durante demasiado tiempo, el mundo se negó a ver la realidad de frente. Pero desde hace 10 años las actitudes han cambiado y el mundo comenzó a tomar la lucha contra el sida con la seriedad que se merece", sostuvo.

Pero, a pesar de un desbloqueo de recursos financieros sin precedentes y un mejor acceso del público a los tratamientos antirretrovirales, la cantidad de infecciones continúa creciendo, lo cual lleva a la necesidad de una voluntad política sin precedentes.

"La responsabilidad -tema de esta jornada mundial- exige que cada Presidente o Primer Ministro, que cada legislador y político decida y declare: 'el sida es asunto mío'", agregó.

Annan precisó que esta lucha precisa de los gobernantes para reforzar la protección de los grupos vulnerables al sida, trabajar con la sociedad civil y reaccionar para dar más poder y autonomía a las mujeres y niñas y transformar las relaciones hombres-mujeres a todos los niveles de la sociedad.

"Pero la responsabilidad no es sólo exigible a quienes están en el poder, se aplica a todos nosotros", subrayó Annan, citando a los empresarios, profesionales de la salud, jefes de comunidad y grupos religiosos.

El Secretario también llamó a los hombres de todos los países y todas las culturas a apoyar y afirmar los derechos de las mujeres y a comprender que la verdadera virilidad es proteger a los otros del riesgo.

Annan, que hizo de la lucha contra el sida una de sus prioridades, tenía previsto asistir el jueves por la noche a la ceremonia de lanzamiento de la jornada mundial en una iglesia de Nueva York, junto a Peter Piot director de ONUSIDA, y reiterar su llamado a la creación de un fondo estratégico de 7 mil a 10 mil millones de dólares por año para esta lucha.

"Mientras viva, seguiré divulgando este mensaje", dijo Annan.

 

Se suma AL

 Campañas de prevención, conciertos, charlas y marchas se llevarán a cabo hoy en el marco de la Jornada Mundial de la Lucha contra el Sida en Latinoamérica, donde en 2006 la enfermedad se cobró 65 mil vidas y el virus infectó a unas 140 mil personas.

Dos tercios de los 1.7 millones de seropositivos diagnosticados en América Latina viven en los cuatro países más grandes: Argentina, Brasil, Colombia y México. Pero la prevalencia estimada del VIH es mayor en los países más pequeños de América Central.

  

Enemigo mundial

 El sida es la cuarta causa de mortalidad en el planeta.

500 mil niños mueren cada año por este mal.

40 millones han sido contagiadas con el VIH.

4.3 millones de personas se infectaron en 2006.

180 mil mexicanos son portadores de la enfermedad.