Denuncian sexoservidoras constante violación de sus derechos por autoridades mexicanas

Viven con sida 39.5 millones de personas en el mundo: ONU

De los infectados, 2.3 millones son niños, según informe; posible, combate exitoso del mal: OMS

AFP , DPA , REUTERS

Nueva York, 30 de noviembre. El secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Kofi Annan, llamó hoy a los dirigentes y ciudadanos del mundo a asumir más responsabilidades en la lucha contra el sida, en vísperas de la jornada mundial contra la pandemia, que causó la muerte a más de 25 millones de personas en 25 años, mientras la Organización Mundial de la Salud (OMS) indicó que el sida es una enfermedad que es posible combatir con éxito, pero para ello se necesita voluntad política y más medios.

Un cuarto de siglo después de su aparición, el sida (síndrome de inmunodeficiencia adquirida) sigue avanzando, con 11 mil personas infectadas por día y cerca de 3 millones de fallecimientos al año.

Casi 39.5 millones de personas son seropositivas o poseen la enfermedad en el mundo, de los cuales, 25 millones viven en Africa, según estimaciones de Onusida, el organismo de la ONU creado hace 10 años para coordinar la lucha a escala mundial.

Mujeres, principales afectadas

El sida continúa devastando amplias zonas de Africa subsahariana, donde las mujeres son las principales afectadas.

Víctimas usualmente olvidadas, más de 2.3 millones de niños viven con el VIH (virus de inmunodeficiencia humana), que causa el sida, en su mayoría en países pobres. Cada minuto, un menor de 15 años es infectado. La epidemia mata a cerca de 500 mil niños por año, lo que representa un pequeño por minuto.

En un mensaje difundido un día antes de la jornada mundial contra el sida, Annan se felicitó por algunos avances, y llamó a renovar los esfuerzos.

"Durante mucho tiempo, el planeta se negó a ver la realidad de frente. Pero desde hace 10 años las actitudes han cambiado y el mundo comenzó a tomar la lucha contra el sida con la seriedad que se merece", sostuvo.

Por su parte, el director general interino de la OMS, Anders Nordström, señaló que el sida es una enfermedad que es posible combatir con éxito, pero para ello se necesita voluntad política y más medios.

Sin embargo, el organismo advierte que el peligro del sida sigue creciendo. "La lucha eficaz continúa siendo uno de los desafíos más urgentes de la sanidad pública", sostuvo.

Si bien hay avances, por ejemplo en la aportación de los fondos necesarios, "debemos recorrer aún un muy largo camino para poder abastecer con medicinas a aquellos que las requieren", añadió.

En su mensaje con motivo del Día Mundial de Lucha contra el Sida, el director del Onusida, Peter Piot, destacó la "tendencia positiva del comportamiento de las personas jóvenes".

Reducción de casos entre jóvenes

El reducción de nuevas infecciones de VIH entre los jóvenes demuestra que este grupo cumple con el llamado al uso del condón, espera más tiempo para tener la primera relación sexual y es más cuidadoso al cambiar de pareja.

Esta tendencia se muestra en el informe sobre el sida publicado recientemente, también en algunos países africanos muy afectados por la enfermedad.

En tanto, el ex presidente estadunidense Bill Clinton anunció que la fundación que preside firmó acuerdos con grandes grupos farmacéuticos indios que permitirán bajar el precio de los medicamentos contra el virus del sida, destinados a los niños de los países más pobres del mundo.

"Si bien el mundo ha hecho progresos para curar a los adultos enfermos, los niños han sido olvidados. De 10 que necesitan un tratamiento, sólo uno puede acceder al mismo", lamentó Clinton en un hospital de Nueva Delhi, el día antes del Día Mundial de Lucha contra el Sida.

Aproximadamente 5.7 millones de personas viven con VIH en India, la mayor cantidad de seropositivos del mundo, por arriba de Sudáfrica.

Por lo pronto, la realización de pruebas universales de rutina para detectar el virus del sida, como recomendó una agencia federal, costará a Estados Unidos unos 900 millones de dólares anuales, pero valdrá la pena en términos de vidas y dinero, manifestaron expertos.

Los especialistas dijeron que el gobierno federal necesitará destinar más dinero a programas que solventen los tratamientos de los pacientes que carecen de cobertura médica, y que las ciudades, los estados y los grupos que conducen las clínicas tendrán que contratar más personal.

El tratamiento debe estar disponible para cualquier persona, o gran parte del incentivo de ser evaluado se perderá, expresaron los investigadores en una conferencia sobre el examen del sida llevada a cabo en Washington.

En septiembre, los centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) recomendaron la realización de pruebas casi universales para detectar el virus del sida.

Los CDC consideraron que demasiadas personas desconocen que padecen la enfermedad, debido al actual sistema que apunta a analizar sólo a quienes parecen estar en alto riesgo.

En la actualidad, el VIH infecta a más de un millón de personas en Estados Unidos y los CDC estiman que 40 mil personas contraen el virus cada año.

* Al 15 de noviembre, 108 mil 625 casos en México; casi todos los contagios, por vía sexual

ANGELES CRUZ MARTINEZ

Las trabajadoras sexuales alzaron la voz con motivo del Día Mundial de Lucha contra el Sida, que se celebra hoy, para denunciar la persistente violación de sus derechos humanos por los gobiernos estatales y municipales, que las obligan a realizarse la prueba de detección de la enfermedad, lo cual sólo favorece la clandestinidad, la corrupción y la propagación de la epidemia, afirmaron.

La Red Mexicana de Trabajo Sexual denunció que las autoridades incumplieron con la Ley General de Salud al no haber emitido la norma oficial mexicana (NOM) para el control de la infección entre las personas que trabajan o realizan actividades mediante las cuales se pudiera propagar alguna enfermedad, como las infecciones de transmisión sexual.

A la fecha, señaló la agrupación, el Centro Nacional para la Prevención y Control del VIH/sida (Censida) carece de indicadores para medir la discriminación de que son objeto las mujeres y los hombres que se dedican al sexo comercial, y "tampoco ­afirmó­ ha habido la voluntad política para erradicar la aplicación de la prueba obligatoria de detección del VIH/sida".

La organización, que aglutina a grupos de trabajadoras y trabajadores sexuales de diversos estados de la República, sostuvo que el examen clínico se practica a pesar de que no existe ninguna razón de salud pública o seguridad que la justifique. "Por el contrario, constituye una privación de la libertad, viola el derecho a la intimidad y es un acto discriminatorio".

Lo mismo denunció el pasado martes la trabajadora sexual Alejandra Gil, durante la ceremonia oficial organizada por la Secretaría de Salud (Ssa) con motivo del Día Mundial de Lucha contra el Sida. Exigió la reivindicación de los derechos de las mujeres que se dedican al sexo comercial, a tener una vida libre de violencia y, principalmente, sin estigma ni discriminación.

La NOM para la prevención y control del VIH/sida establece el derecho a la integridad física de las personas y la obligación de las instituciones del sector salud de realizar la prueba de detección sólo cuando los usuarios de los servicios la aceptan de manera voluntaria, y luego de que han recibido toda la información disponible respecto al análisis y sus posibles resultados.

Ya se ha comprobado científicamente que la aplicación obligatoria de la prueba de detección únicamente beneficia el crecimiento sin control de la epidemia, pues ante el temor de ser víctimas de discriminación, los portadores del virus prefieren no acudir a las clínicas. Se mantienen en la clandestinidad, con el riesgo que ello significa para la diseminación del padecimiento, advirtió la red.

Por el contrario ­consideró­, la realización de campañas dirigidas de manera específica a los participantes del trabajo sexual, para promover el uso del condón y garantizar su acceso a los servicios públicos de salud, favorecería el control del VIH.

A pesar de las múltiples denuncias que en diversos foros han realizado los trabajadores sexuales de los estados de la República, e inclusive del Distrito Federal, nada han hecho las autoridades de la Ssa para evitar la violación de la normatividad. Los pronunciamientos públicos del director de Censida, Jorge Saavedra, sobre el tema han sido insuficientes, señalaron los integrantes de la red.

Por otra parte, Censida dio a conocer que a partir de enero próximo las unidades médicas dependientes de la Ssa y los servicios estatales de salud contarán con pruebas rápidas de detección del VIH/sida, las cuales serán ofrecidas a todas las mujeres embarazadas, con la finalidad de eliminar el riesgo de transmisión del padecimiento a los recién nacidos.

Comúnmente, ocurre que las mujeres se dan cuenta de que son seropositivas cuando sus hijos empiezan a manifestar síntomas de la enfermedad, o en etapas avanzadas del embarazo.

Hasta el 15 de noviembre de 2006 se registraron 107 mil 625 casos de sida, de los cuales 36 mil enfermos están vivos. Información de Censida señala que prácticamente la totalidad de infecciones ocurre por vía sexual y, en promedio, a la edad de 23 años.