Detienen a presunto cura pederasta

Saúl Maldonado

Durango, Dgo., 1° de diciembre. Elementos de la Policía Federal Preventiva (PFP) detuvieron al sacerdote Enrique Vargas Duarte cuando presuntamente cometía "abuso deshonesto" en contra de un monaguillo de 12 años de edad, en el interior de un vehículo estacionado a un costado de la carretera Durango-Gómez Palacio.

Alrededor de las 23 horas del pasado miércoles, en un recorrido de vigilancia por dicha vialidad, a la altura del kilómetro 155, los agentes José Aguilar Vela y José Echeverría Núñez, a cargo de la patrulla 7748, detectaron una camioneta dodge, tipo pick-up, modelo 2006, color negro y placas FR-58847, estacionada a un lado de la carretera.

Cuando los elementos de la PFP se acercaban a la unidad, de ésta rápidamente descendió el sacerdote acomodándose los pantalones. Inclusive, afirmaron los policías, por el nerviosismo que mostraba, Vargas Duarte tropezó y cayó al suelo.

Aguilar Vela y Echeverría Núñez se percataron que en el interior de la camioneta se encontraba un menor de 12 años subiéndose los pantalones, por lo que procedieron a arrestar al religioso, quien fue trasladado a la Subprocuraduría de Justicia del estado, con sede en la ciudad de Gómez Palacio.

La madre del menor acudió ayer ante la agente investigadora del Ministerio Público de Delitos Sexuales y Violencia Intrafamiliar, Selina Díaz Moreno, y abogó por el clérigo ­quien es párroco de la iglesia San Antonio de Padua, en el municipio de Cuencamé­ con el argumento de que es una buena persona y no cree lo dicho por los agentes federales. Enrique Vargas fue dejado en libertad tras pagar una fianza.