Se complicó la entrega de la documentación correspondiente al SPSS: Censida

Malentendido administrativo retrasa abasto de medicinas para seropositivos en el DF

''Se hará lo necesario'' para garantizar que se surtan las recetas a los enfermos, dice Saavedra

ANGELES CRUZ MARTINEZ

El director del Centro Nacional para la Prevención y Control del VIH/sida (Censida), Jorge Saavedra, aseguró que no habrá desabasto de medicamentos antirretrovirales para las personas que viven con la enfermedad en el Distrito Federal. Dijo que hubo un "malentendido administrativo" que retrasó la entrega de la documentación correspondiente al Sistema de Protección Social en Salud (SPSS), organismo que administra los recursos para la compra de los fármacos.

Efectivamente, comentó, por cuestiones estrictamente administrativas, de las oficinas del SPSS llegó a Censida un oficio en el cual se informa de la imposibilidad de ese organismo para atender las peticiones de medicinas del Programa de VIH/sida del Distrito Federal.

A partir de la creación del SPSS y su brazo operativo, el Seguro Popular, el presupuesto que hasta antes de 2004 era asignado a Censida para adquirir los antirretrovirales, pasó a formar parte del fondo de gastos catastróficos del SPSS. Por eso, la necesidad de solicitar a esa instancia la liberación del dinero, aunque Censida mantiene la responsabilidad de efectuar las compras.

Desde principios de 2006, los estados de la República hicieron sus respectivas requisiciones, una vez que firmaron el convenio de colaboración con Censida, por medio del cual éste se compromete a entregarles las medicinas para el control del VIH y las entidades federativas asumen la responsabilidad de proporcionar la atención médica integral a los pacientes, además de realizar campañas de prevención.

Este año, por primera vez, Censida también se comprometió a entregar a los estados, condones y recursos para la adquisición de unidades móviles de prevención.

En el caso del Distrito Federal, la suscripción del mencionado convenio se retrasó durante varios meses y de ahí la complicación administrativa, explicó Saavedra.

Sin embargo, dado que se trata de la vida de alrededor de 3 mil 800 personas, "se hará lo necesario" para garantizar que podrán surtir sus recetas sin ningún problema y en el momento que lo requieran.

Entrevistado en el contexto de la Feria por la VIHda que organizaciones civiles efectuaron el pasado viernes en el parque de diversiones La Feria de Chapultepec, el funcionario también reconoció que la directora de Atención Integral de Censida, Griselda Hernández Tepichín, comunicó a la Secretaría de Salud capitalina la decisión tomada por el SPSS, lo cual, en cumplimiento de su función y responsabilidad administrativa, fue lo correcto.

A diferencia de lo que pasa en el Instituto Mexicano del Seguro Social, donde no existe ningún área ni funcionario responsable de la atención médica que se proporciona a sus derechohabientes portadores del virus, en la Secretaría de Salud "nuestro principal objetivo es la salud y calidad de vida de los pacientes".

Por ello, Saavedra aseguró que él mismo se encargará de comunicar a quien ocupe la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud en el nuevo gobierno federal de esta complicación administrativa.

Lo que tendrá que ocurrir, explicó, es que se convoque en forma extraordinaria a reunión del comité del fideicomiso de gastos catastróficos para que apruebe la compra emergente de los antirretrovirales para los pacientes del Distrito Federal.

Como siempre, dijo el director de Censida, la Secretaría de Salud federal está comprometida a garantizar el derecho de los seropositivos al acceso universal de medicamentos.