John Stamos: Con trabajo... pero sin amor

Por Lynette Rice / 5 de diciembre de 2006

¡El tío Jesse ya no existe! El icono de los 80 resucita a la serie 'ER'

Hay gente que piensa que John Stamos realmente no "la ha hecho" en Hollywood.

No importa que su debut como actor a los 18 años como el chico duro Blackie Parrish en la telenovela General Hospital, en 1981, durara un memorable periodo de dos años.

O que sus ocho temporadas como el animoso Tío Jesse de las gemelas Olsen, en la serie Tres por Tres (Full House), le dieran suficiente influencia en la televisión para pasar de ser productor ejecutivo de miniseries tales como The Beach Boys: An American Family, a encabezar sus propias series (aunque fallidas, como Thieves y Jake in Progress, ambas de la cadena televisiva ABC y de corta vida).

Stamos dice que la gente aún le pregunta por qué no ha tenido más éxito y, honestamente, no puede culparlos.

"La gente da un vistazo a otros actores de mi edad y con mi fama y piensan, '¿por qué todos ellos son grandes estrellas y tú no?'", comenta el actor, de 43 años, quien ha tenido problemas para deshacerse de su imagen intachable de Tres por Tres (esas repeticiones del bloque de programación Nick at Nite en Nickelodeon, donde luce un corte "mullet", corto a los lados y largo atrás, no ayudan).

"Tienes una posibilidad de uno en 5 mil de lograr que un programa salga al aire y le guste a la gente. Lo he intentado. Tiene que haber magia. Los planetas tienen que alinearse. No me sucedió a mí".

Le sucedió a George Clooney, a pesar de su propio corte mullet y sus comienzos en una comedia de situación, en The Facts of Life. Así que, sin duda, podría haber cosas peores para Stamos que aparecer en ER, el programa que convirtió a Clooney en estrella.

Para Stamos, lo que comenzó como un arco de dos episodios en el drama de la cadena televisiva NBC la temporada pasada, es ahora un regreso en su máxima expresión.

No sólo eso, su atractivo trabajo como Tony Gates, un engreído paramédico convertido en estudiante de medicina que espera jugar al doctor con la inteligente interna Neela (Parminder Nagra), se lleva el crédito por administrarle una muy necesaria dosis de vitalidad a la serie sobre un hospital, ahora en su temporada número 13.

Con un número de televidentes ligeramente mayor al del año pasado, que alcanza una cifra de 13 millones 900 mil (ER gana fácilmente en su horario, por encima del segundo lugar, Shark, de la CBS), el drama ganó un segundo aire cuando Stamos se puso la bata de doctor.

Incluso se especula que la serie podría extenderse más allá de la siguiente temporada, cuando se vence su contrato, para alcanzar la increíble cantidad de 15 años al aire.

"ER no se siente como un vestigio del programa que fue alguna vez", dice Kevin Reilly, presidente de NBC Entertainment, quien contrató a Stamos hasta la siguiente temporada.

"John es definitivamente una atracción. Después de que Noah (Wyle) se fue nos quedamos sin un hombre, así que había espacio para otro personaje masculino. John tiene la cantidad adecuada de química y carisma".

Eso sin mencionar un entusiasmo inagotable.

"Estoy realmente orgulloso de haberle añadido algo de energía al programa", dice un efusivo Stamos, sentado afuera del foro de ER en Burbank, California.

"Nunca he recibido este tipo de reseñas". Ni tampoco, dice, este tipo de atención y respeto. "De hecho, parece que ahora la gente me echa porras, lo cual es grandioso".

Es fácil: el simpático actor originario de Cypress, California, quien exhibe una sonrisa destellante con frecuencia, hace que la gente que acaba de conocer se sienta a gusto, al tocarlos con calidez y al ofrecer elogios no solicitados ("¡eres buena onda!", dice con seriedad).

Stamos figuró en una buena cantidad de encabezados cuando su matrimonio de siete años con la actriz Rebecca Romijn, de 34 años, terminó en un divorcio muy publicitado en el 2005.

"Ambos fuimos muy civilizados. Ambos fuimos muy diplomáticos", dice Stamos, quien actualmente está libre y sin compromisos (Romijn está comprometida con el actor Jerry O'Connell).

ER tocó a su puerta poco después de eso, pero Stamos no puede evitar sentirse cínico en relación al momento en que ocurrió.

"Es como si no pudiera tenerlo todo al mismo tiempo", dice Stamos, al tiempo que se encoge de hombros. "Como si tu carrera, o lo que sea, puede estar bien, pero por otra parte no tienes una relación sentimental. O tu relación es buena, pero no tienes carrera".

Por ahora, disfruta la primera opción: trabajo, y bastante.

Stamos está en las primeras etapas de producción para una versión cinematográfica de la serie The Jeffersons y está en proceso de desarrollar el western Dillinger, para el canal TNT.

Acaba de obtener un papel para la versión televisiva de A Raisin in the Sun (estelarizada por Sean Combs, quien repite el papel que interpretó en Broadway) el año próximo, como el hombre de la localidad que intenta comprar a la familia Younger.

Y continúa su gira con los Beach Boys, acaba de pasar el verano tocando la batería y la guitarra.

"Es una invitación abierta", explica de su relación de 20 años con el grupo (tal vez lo recuerden en el video del grupo para la canción "Kokomo" de 1988).

"¡Puedo ser una estrella falsa de rock!".

Después tendrá el papel de un gay organizador de fiestas que asume una postura a favor del matrimonio gay en la película Wedding Wars, para el canal A&E (que se transmitirá en Estados Unidos el 11 de diciembre).

"No soy George Clooney, pero sí siento que tengo algo que decir y, de hecho, siento que ésa al menos es una responsabilidad, así que ésa fue mi forma de decir que apoyo ese asunto".

Tampoco se ha sentido "Clooney-esco" en ER.

Uno puede imaginar que Clooney, quien ha sido nombrado dos veces como el hombre más sexy del mundo, no tuvo problemas para interpretar al promiscuo Doug Ross, pero Stamos siente vergüenza ante la idea de desnudase para grabar escenas de sexo con Nagra.

"Ay Dios, yo no soy McSteamy", se lamenta en referencia al apodo otorgado a Eric Dane, de la serie Grey's Anatomy, quien interpreta al hermano heterosexual de Stamos en Wedding Wars.

"Estos cuates se quitan la camisa todo el tiempo y levantan pesas y porquerías entre una escena y otra. Yo intenté ocultarme detrás del foro para hacer lagartijas antes de una escena en la regadera con Parminder, pero terminé golpeándome la cabeza con una tubería. ¡Me sentí tan estúpido!".

¡Oigan, no traer nada puesto tiene que ser mejor que traer un peinado tipo mullet!

Traducción: Alicia Gómez

  

Su carrera

 Es difícil de creer que han pasado 25 años desde aquel peinado.

 · General Hospital (1981-1983)

Le dieron el papel de Blackie poco después de terminar la preparatoria.

  

· Tres por Tres (1987- 1995)

"Me alegra que no sea lo único que he hecho", dice Stamos de sus años como ídolo adolescente.

 

 · Guardianes de la Bahía (1995)

Apareció una vez como invitado junto a los Beach Boys.

 

 · How to Succeed in Business Without Really Trying (1995-1996)

Su debut en Broadway.

 

 · Thieves (2001)

Johnny, su personaje, era un informante del FBI.

 

 · Jake in Progress (2005-2006)

"Me sentí decepcionado porque hicimos aproximadamente 10 ó 12 episodios el año pasado y no los transmitieron. Pero me sentí muy orgulloso del programa".

 

  · ER (2005-?)

Interpreta al interno Gates.

 

 · Wedding Wars (2006)

Interpreta a un gay organizador de fiestas que asume una postura a favor del matrimonio entre homosexuales.

 

 · Farce of the Penguins (2007)

Es una de las voces en este documental animado de burla dirigido por Bob Saget, su coestrella en Tres por Tres. "Las películas me han eludido, pero si no se dan, no hay problema".