Polémica por el embarazo de hija de Dick Cheney

Temen en EU que reviva debate sobre los matrimonios entre homosexuales


El Universal
Jueves 07 de diciembre de 2006

 

WASHINGTON (Notimex).- El vicepresidente Dick Cheney y su esposa Lynne serán abuelos por sexta ocasión gracias a su hija Mary, quien espera su primer hijo para la próxima primavera, un acontecimiento que los mantiene entusiasmados, informó ayer la prensa.

La revelación hecha por el periódico The Washington Post ha generado reacciones más allá de las que podría anticiparse en una ocasión como esta, debido a que Mary Cheney es lesbiana.

En su columna de chismes The Reliable Source, el diario indica que "estamos en una temporada de bonanza para los abuelos Dick y Lynne Cheney: su hija mayor, Elizabeth, tuvo su quinto hijo en julio".

La portavoz de Dick Cheney, Lea Anne McBride, dijo que "el vicepresidente y su esposa esperan ansiosos la llegada de su sexto nieto o nieta".

Las circunstancias del embarazo "se mantendrán en privado", según el Post. El bebé será el primer niño para Mary y Heather.

Ella y su pareja de 15 años de relación, identificada como Heather Poe, están entusiasmadas con la noticia, según la confesión hecha por una amiga de ambas al diario.

Poe, de 45 años, una ex guardabosques y actual decoradora, trabaja en la renovación de la casa de ambas en Great Falls, Virginia. Ambas se conocieron en 1988 cuando jugaban hockey sobre hielo y cuatro años después iniciaron su relación.

En julio pasado, Elizabeth Cheney, la otra hija del vicepresidente, quien se desempeña como funcionaria de segundo nivel en el Departamento de Estado y está casada con Philip Perry, dio a luz a su quinto hijo.

De acuerdo con el diario, la noticia del embarazo de Mary Cheney "revivirá sin duda el debate sobre el matrimonio entre homosexuales".

Recordó que durante la pasada campaña presidencial, Mary fue criticada por grupos activistas en favor de los derechos de los homosexuales por no tomar un papel más activo, quizás para evitar colocar en aprietos políticos a su padre.

Sin embargo, la misma Mary Cheney, quien ha descrito su relación con Poe como un "matrimonio", escribió en su libro Now Is My Turn que las propuestas de enmienda constitucional que prohibirían esas uniones son "una afronta grosera a los homosexuales en todas partes".

El tema de los matrimonios entre homosexuales ha sido repudiado en las filas del Partido Republicano, que promovió enmiendas legales en algunos estados del país con el fin de motivar a sus bases conservadoras religiosas a votar.

El propio vicepresidente adoptó una posición ambigua sobre el tema cuando fue cuestionado sobre la homosexualidad de su hija en una ocasión, se limitó a responder que la gente "debería ser libre de incursionar en el tipo de relación que quiera".

En noviembre pasado, los votantes en Virginia -donde la pareja reside- aprobaron una reforma a la constitución estatal, al declarar los matrimonios homosexuales inconstitucionales y negar cualquier reconocimiento a las uniones legales entre estas parejas.