Garantiza Salud abasto de medicamentos para 19 mil 220 enfermos registrados

 

Reducen 71% el presupuesto contra el sida

 

Las asignaciones al organismo que rige la política pública en la materia disminuyeron o quedaron en cero en la propuesta de Egresos calderonista

 

 8-Diciembre-06

En el proyecto de Presupuestos de Egresos de la Federación que entregó el presidente Felipe Calderón a la Cámara de Diputados se advierte una reducción de 71 por ciento a los recursos del Centro Nacional para la Prevención y el Control del VHI/sida (Censida) con respecto al año pasado.

La disminución presupuestal a los programas de prevención y atención del órgano rector en la materia es de 396 millones 289 mil 417 pesos.

En 2006, el Presupuesto de Egresos de la Federación destinó 557 millones 57 mil 979 pesos para atención, prevención y prestación de servicio a las personas con VIH/sida, todo etiquetado específicamente a los programas y acciones Censida. En 2007, de acuerdo con la propuesta calderonista, se está solicitando sólo 160 millones 716 mil 562 pesos.

Al cotejar la propuesta de presupuesto 2007 con el que operó en el último año de la administración pasada, se hace evidente incluso la desaparición completa de partidas para el combate y la atención a la enfermedad.

Sólo en el rubro de prevención y atención a la población que padece la enfermedad se están perdiendo 96 millones 599 mil 133 pesos de pesos en 2007. En 2006 se aprobó 177 millones 147 mil 495 y para 2007 se solicitó un total de 80 millones 548 mil 362 pesos.

En la propuesta del nuevo Presidente, además, ya no aparecen los 379 millones 81 mil 880 pesos que se destinaron en el 2006 a Censida para proporcionar atención a la población contagiada con la pandemia, que sumará 19 mil 220 enfermos registrados el próximo año.

No obstante, en este caso específico la Secretaría de Salud, consultada por MILENIO, argumenta que existe un envío de recursos al Seguro Popular.

Este es un punto clave, pues implica la atención a quienes ya se contagiaron. Arturo Díaz Betancourt, del Comité Técnico de Vigilancia Ciudadana de la organización MexSida, explica que los recursos gubernamentales utilizados en este rubro se duplicaron durante 2006, en gran medida gracias a fondos extraordinarios, pues era evidente la insuficiencia de los planteados originalmente ante la demanda de población sin seguridad social y que requería tratamiento con antirretrovirales.

Para 2007 se requiere, dijo, por lo menos 670 millones de pesos para efectuar campañas de prevención en todo el sector salud, considerando IMSS, Salud, el ISSSTE, el Ejército y la SEP. Simplemente Censida requiere de 190 millones de pesos para tal fin.

Otros recortes

El recorte presupuestal para atender casos de sida también alcanzó a otras instituciones del sector salud: En 2006, el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias recibió más de 38 millones etiquetados a la prevención y atención del sida. En el proyecto presidencial de Felipe Calderón sólo se solicitó 23 millones 78 mil 879 pesos.

El Instituto Nacional de Nutrición Salvador Zubirán contó en 2006 con un total de 6 millones de pesos para impulsar la prevención y/o atención del mal. En la propuesta del nuevo gobierno federal sólo se solicita 5 millones 84 mil 317.

El año pasado, el Instituto Nacional de Cancerología tuvo un presupuesto etiquetado de 49 millones 500 mil para atender programas prioritarios de salud vinculados a VIH/sida. En el proyecto 2007 sencillamente desapareció.

Los recursos etiquetados no pueden ser destinados a otras tareas una vez que los aprueba la Cámara de Diputados.

Así, la etiquetación garantizó en 2006 que Censida tuviera control sobre los diferentes montos enumerados.

- Claves

• Desde 1983, cuando se detectó el primer contagio de VIH en México, hasta 2006, se han registrado casi 100 mil infectados; 52 por ciento ya murió.

• Existen 160 mil seropositivos (como se llama a los portadores del virus que no presentan síntomas); siguen teniendo relaciones sexuales.

• La dotación de medicamentos es solamente uno de los puntos en torno al sida (incurable aún). La prevención y la difusión de información son prioritarias.

 

México • Blanca Valadez y Arturo Ramos