Prefieren Montreal y San Francisco

Por Reforma / 10 de diciembre de 2006

Turismo especializado

AFP

 Los turistas homosexuales estadounidenses consideran que San Francisco y Montreal son los destinos más "amables con los gays" en Estados Unidos y Canadá, según una encuesta publicada el pasado miércoles.

San Francisco obtuvo con mucha ventaja la calificación de destino más amable para los homosexuales en EU, con 76 por ciento, seguido de la isla de Florida, Key West, con 57 por ciento y Fire Island, en Nueva York, con 48 por ciento.

En Canadá, Montreal encabezó la lista con 44 por ciento, seguido de Toronto con 39 por ciento, y Vancouver con 38 por ciento.

Los principales criterios que los homosexuales consideran para determinar si un destino es amigable con ellos son: sentirse libres de acoso, intimidación, amenazas o violencia física, reveló el sondeo.

La encuesta encontró que un hombre homosexual gasta en promedio 260 dólares más que un heterosexual cuando viaja. Mientras que los primeros gastan 800 dólares, los segundos, 540, y las lesbianas 570.

El sondeo en línea se realizó en Estados Unidos con 2 mil 20 turistas estadounidenses gay, lesbianas, bisexuales y transgénero, de 21 años o más, que viajaron en los últimos 12 meses. También fueron encuestados mil 10 turistas heterosexuales.

El estudio lo hizo la Travel Industry Association en asociación con Harris Interactive, una empresa de estudios de mercado, y Witeck Combs Communications, compañía de mercadeo de comunicaciones, especializada en investigar el mercado de consumidores homosexuales.

 

La invasión de los 'DINK's'

 No se trata de la próxima película de Spielberg, sino de un acrónimo acuñado en los años 80 para definir a las parejas de yuppies: "Double income, no kids" (doble ingreso, no niños). Pero hoy día está asociado a las parejas homosexuales que, en el caso del sector turístico, gastan más dinero por día en alojamiento, compras y restaurantes, además de que exigen altos niveles de calidad en el servicio. Esto ha ayudado a que se considere y valore lo que la comunidad homosexual aporta a las diversas economías.