Entrevista / Jennifer Connelly: Con un brillo muy especial

Por Eduardo Molina

A sus 36 años, la actriz es toda una veterana en Hollywood y con un Óscar en su carrera; sin embargo, el vivir tranquilamente en Nueva York junto a su esposo y sus dos hijos la mantiene con los pies en la tierra

Es difícil de creer, pero la carrera cinematográfica de Jennifer Connelly tiene más de 20 años, algo impresionante para una actriz que cumplirá el martes los 36.

La actriz, quien participó como adolescente en filmes como Érase una Vez en América (1984) y Laberinto (1986), logró ser tomada en serio luego de actuar en filmes como Réquiem por un Sueño (2000), que a su vez la llevó a ganar el Óscar como Mejor Actriz de Reparto por Una Mente Brillante (2001).

Su carrera en ese momento despegó y se transformó en la de una actriz seria en filmes como Casa de Arena y Niebla (2003) y ahora Diamante de Sangre (2006), donde interpreta a la periodista Maddy Bowen junto a Leonardo DiCaprio, bajo el mando del realizador Edward Zwick.

Y un diamante es lo que podría describir la carrera de la actriz, que se ha ido puliendo día a día hasta llegar a ser una joya, una primera actriz.

Con múltiples opciones de trabajo, Jennifer es selectiva al momento de elegir proyectos, y Diamante... la llevó con todo y familia a África. La cinta denuncia las injusticias y la matanza que ocurre en África por el tráfico ilegal de diamantes.

Es por esta cinta que recibe a Top Magazzine en una suite del Regent Beverly Wilshire, de Beverly Hills. La cita es puntual y Jennifer viste impecablemente de negro.

La actriz contrajo matrimonio en el 2003 con el actor Paul Bettany, con quien tiene un hijo de 3 años, Stellan. Su hijo mayor, Kai, de 9, es fruto de su relación con el fotógrafo David Dugan

 

¿Qué te hizo tomar la decisión de empacar tus maletas y junto con tus hijos mudarte un tiempo a África para filmar esta historia?

"Creí que era una gran idea y que era algo emocionante, y tenía mucho potencial hacer esta película que podía ser un efectivo y emocionante filme de acción y, al mismo tiempo, un conmovedor drama y crear conciencia sobre los temas que toca".

 

¿No te dio miedo llevar a tus hijos a África?

"No tenía miedo. Lo pensé y hablé con su pediatra y los vacuné contra la malaria. Parecía que lo positivo era mayor que lo negativo. Estuvieron contentos y saludables y para mí fue una experiencia enriquecedora".

 

¿Qué te dijo Paul cuando le dijiste que te ibas con los niños?

"Vino también, por supuesto. Nos gusta estar juntos y era una increíble oportunidad. Es un lugar maravilloso para ir. Fuimos a Sudáfrica, Mozambique y Botswana en este viaje y me gustaría regresar a otros países para visitarlos".

 

¿Cuál es la lección más valiosa que obtuviste de África?

"Es una cosa leer sobre lo que pasa. Sabes que mucha gente vive en África con menos de un dólar al día y sabía los problemas del sida y lo que sufren para obtener sus necesidades básicas, pero es diferente ser testigo. Nunca había estado en un lugar donde la disparidad entre los que tienen y los que no era pintada de manera tan clara como en Sudáfrica.

"Especialmente al llegar a Ciudad del Cabo, al salir del aeropuerto vas por regiones muy pobres y llegas a la ciudad y ves que hay dinero. Te abre los ojos ver eso y me inspiró para trabajar más de cerca con Amnistía Internacional, para ver si podía hacer un cambio positivo".

 

¿Qué estás haciendo ahora, cuál fue tu siguiente paso de ayuda?

"Trabajo con Amnistía Internacional como vocera de educación de derechos humanos, y les pido que me pongan a trabajar para ver qué puedo hacer. Hay muchas causas que se pueden apoyar financieramente y con tiempo".

 

¿Qué es lo más difícil de ser mamá y actriz que trabaja?

"Soy muy afortunada de tener el lujo de traer a mis hijos al trabajo. Muchos padres no tienen ese beneficio. Estoy agradecida por esto, y también de llevar a mi esposo. Es difícil de balancear la logística, tienes que pensar en sus horarios y en el tuyo. Pero en primer lugar, soy afortunada de tener la situación de poder ajustar horarios".

 

¿Cambió la percepción de Hollywood hacia ti el ganar el Óscar y cómo te ayudó?

"Recibo más oportunidades de trabajo y más guiones que leer. Hay mucho que quiero hacer y espero poder trabajar por muchos años. Adoro mi trabajo".

 

Sobreviviste a la maldición de la ganadora del Óscar de Actriz de Reparto, de que sus carreras no florecen, y en tu caso fue al revés, has hecho mejor trabajo posterior. Por ejemplo, en 'Casa de Arena y Niebla' se pensaba que estarías nominada al Óscar protagónico y luego no sucedió, ¿es frustrante escuchar todo ese ruido y que no pasen las cosas?

"No, hay otras mujeres que estaban nominadas ese año, que eran muy talentosas y fueron postuladas. Simplemente no es sobre eso, estaba contenta de haber estado en ese filme. Sólo hago el mejor trabajo por mi propia gratificación y satisfacción, porque me importa y es lo que el público merece, ver buenas películas. Hago el esfuerzo de hacer el mejor trabajo, mi meta no es ganar premios".

 

Aun así, con la temporada de premios a la vuelta de la esquina estás en dos películas que suenan nuevamente este año al Óscar: 'Diamante de Sangre' y 'Little Children', ¿qué opinas de esto?

"Es fantástico que ambos sean filmes buenos. Una película como Diamante de Sangre es una idea muy ambiciosa, poder hacer un filme de Hollywood que es emocionante, conmovedor y tiene algo relevante que decir. Creo que Ed (Zwick), como director, hizo un gran trabajo al balancear todo esto. Todos en el filme tenían el corazón en el lugar correcto: el reparto y el equipo. Creo que puede ser un filme poderoso para mucha gente y espero que lo disfruten y le deseo suerte a todos los involucrados. En lo que respecta a Little Children me gustó mucho hacerlo, creo que Patrick Wilson es fantástico, yo no conocía su trabajo anterior y Kate (Winslet) siempre está muy bien".

 

Leí en algún lado que haces obras de teatro con tus hijos.

"Bueno, tenemos tiempo de no hacerlo, pero sí. Y hacemos también cortometrajes y videos musicales, mi hijo mayor ha escrito canciones, aunque tenemos un rato de no hacerlo".

 

¿Crees que se decidirán por seguir tus pasos en la actuación?

"No creo que esto los haga meterse al negocio. No sé, será un placer verlos crecer y ver qué les llega a interesar y apoyarlos en sus decisiones. Aunque en estos momentos no siento que ninguno de los dos se vaya a meter a la actuación, pero ya veremos".

 

¿Qué consejos les darías al haber empezado tan joven y ser ya una veterana en Hollywood?

"Intentaría de persuadirlos para que no trabajaran de niños. Ya que creo que los niños deben disfrutar el ser niños el mayor tiempo posible. Eso es lo que deseo".

 

¿Te arrepientes acaso de haber empezado a muy corta edad?

"No, creo que eso sería una pérdida de tiempo. Y creo que afortunadamente encontré un trabajo que me encanta. Pero siento que hay mucha presión al crecer así. No quiero cambiar la historia, todo salió bien para mí, pero sí quiero que mis hijos tengan el tiempo suficiente de ser niños".

 

Después de más de 20 años en el negocio, ¿qué es lo más importante que has aprendido?

"¡Es una locura, una locura! (risas). No sé si existe una sola cosa más importante. Creo que de cada trabajo aprendo algo y miro lo que hago. Y algunas cosas me gustan, aunque hay muchas más que no. Creo que siempre encuentro cosas que quisiera haber hecho de manera diferente, y siempre intento aprender de lo que hice antes".

 

¿Y qué pasa si enciendes el televisor y a la medianoche están pasando algo como 'Some Girls' con Jennifer Connelly y Patrick Dempsey?

"No lo veo. No me gusta ver las películas viejas, aunque sí las he visto todas. Las veo cuando van a salir y para poder hablar de ellas, pero no regreso".

 

¿Cómo mantienes los pies en la tierra en Hollywood?

"No viviendo en Hollywood, solo vengo acá para entrevistas y premieres. Vivo en Nueva York con mis hijos y mi esposo, con una vida muy diferente. Llevo a mis niños al colegio y vamos al parque a jugar. Una vida de familia y creo que necesito ese balance y me gusta".

 

¿Cuál es tu apreciación de los diamantes ahora?

"Los diamantes son bellos, las gemas son preciosas, pero existe mucha violación de derechos humanos en la adquisición de muchas de ellas. Me encantaría ver que los beneficios de estos diamantes llegaran a más gente en África.

"Lo mejor no es boicotear los diamantes de África, pero sí me rehuso a usar diamantes que contribuyan a la matanza de más gente en estas guerras de diamantes. Para mí es importante que si voy a usar joyería de diamantes, sea con un joyero que me pueda decir de dónde vienen las piedras, asegurar que están libres de conflicto y entregarme una garantía por escrito de su origen y que son diamantes libres de conflicto".

 

Parteaguas en su carrera

Si tuvieras que escoger tres papeles de tu carrera que te han hecho llegar a donde estás ahora de manera personal y profesional, ¿cuáles serían?

"Es muy difícil. Réquiem por un Sueño sería una. Era un gran papel y muy diferente a todo lo que había hecho antes. No sé, me da sentimentalismo sobre algunas.

"Una Mente Brillante vino a cambiar tantas cosas para mí en mi vida, fue una gran experiencia de trabajo y además conocí a mi esposo.

"Y esta última, Diamante de Sangre, es fantástica en el sentido de que me divertí mucho interpretando a Maddy porque me gusta el tipo de mujer que es. Tiene una inteligencia feroz que se empata con su apetito voraz por la aventura y el vivir la vida al máximo. Tiene un sentido de diversión que no le impide tomar su trabajo en serio. Me gustó mucha la combinación de sus cualidades".