"Vies" realiza Primera Semana Cultural de la lucha contra el SIDA

En el marco del día internacional de la lucha contra el SIDA, fundación "Vida y Esperanza" (Vies) realizó la Primera Semana Cultural presentando conferencias, proyección de películas y una muestra plástica colectiva en el Museo

Texto: Cony Herrera López  /  NOTIVER / 10 de diciembre de 2006

Veracruz, Ver.- En el marco del día internacional de la lucha contra el SIDA, fundación "Vida y Esperanza" (Vies) realizó la Primera Semana Cultural presentando conferencias, proyección de películas y una muestra plástica colectiva en el Museo de la Ciudad.

Vies nace en el año 2001 debido a la inquietud de un grupo de jóvenes que vivieron la muerte de un amigo víctima del VIH, tras algunos cambios esta fundación actualmente trabaja para cumplir sus objetivos que son: informar al público sobre los aspectos principales de esta enfermedad, con la finalidad de reducir el número de casos de infección, luchar contra la discriminación de quienes sufren este padecimiento y fomentar valores como respeto y honestidad.

Durante la Primera Semana Cultural de la lucha contra el SIDA, se proyectaron las cintas Kids, Vidas Perdidas; Antes de que anochezca, Despidiendo mi Vida y Vidas Extremas.

Fue inaugurada la colectiva plástica "El SIDA y el arte en el Puerto" con la participación de artistas como Li Gutiérrez, Francisco Galí, Félix Cúneo, Manuel Salinas, Margarita Cházaro, Angel Lagunas, Emmanuel Picón, Alfredo Matus, Bruno Ferrerira, Gustavo Pastrana, Hugo Moncada, Leticia Tarragó, Bernardo González y Armando Salum.

Las interesantes conferencias presentadas fueron "SIDA, la epidemia que a todos afecta" a cargo de la doctora Patricia Hernández Ojeda y "Aspectos Bioéticos del SIDA, su impacto en la familia y la sociedad", por la doctora Amanda Andrew de Fernández.

El Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida es provocado por un virus que disminuye las defensas del cuerpo humano y lo deja expuesto a cualquier enfermedad.

El VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana) produce el SIDA, cuando está dentro de un individuo aunque la enfermedad no se haya manifestado lo puede transmitir, cuando a una persona le es detectado este virus se dice que está infectada de VIH o que es seropositiva, es decir, en su suero que es la parte líquida de la sangre, se encuentran huellas del virus.

En 1981 surgieron en México los primeros casos de esta enfermedad, actualmente las pruebas para detectar el virus son la llamada ELISA y Western Blot, los síntomas de la enfermedad que también pueden ser síntomas de alguna otra y que por eso es importante hacerse análisis son: más de un mes con fiebre, sudores nocturnos, diarrea, pérdida importante de peso, cansancio, ganglios inflamados, alteraciones de la piel, pulmonía y tos.

Las vías comunes de transmisión del VIH/SIDA son a través de objetos punzocortantes, jeringas usadas, agujas utilizadas en tatuajes y acupuntura; de la madre al hijo durante embarazo, parto o lactancia; por transplante o donación de órganos infectados; relaciones sexuales (vaginales, anales u orales) con una persona infectada o por transfusión de sangre infectada.

Quienes tienen este padecimiento desafortunadamente sufren en muchos de los casos de discriminación, pero tienen derechos que se deben hacer cumplir: A la salud y educación para la salud; buscar, recibir y difundir información sobre la enfermedad, consecuencias y medios de propagación del VIH, la forma de protegerse y los tratamientos a los que se pueden someter; deben tener protección de la ley, en ningún caso puede ser objeto de detención forzosa, aislamiento, segregación social o familiar; no se le puede restringir el tránsito libre dentro del territorio nacional, ni ser suspendido de su empleo; otros de los derechos es la no privación a la educación pública o privada, pueden gozar de los servicios de asistencia social, contraer matrimonio y fundar una familia.

Quienes viven con VIH/SIDA también tienen ciertos compromisos que cumplir, si bien es cierto que merecen un trato especial en cuanto a atención médica, esto no implica que omitan informar que tienen SIDA cuando sean sometidos a intervención quirúrgica, tratamiento dental, o para hacer efectivo el ejercicio de la sexualidad cuando con quien se efectúa desconozca dicha situación.

Es prudente que al solicitar ciertos servicios donde se utilicen tijeras, espátulas, rasuradoras, peines metálicos, instrumentos de higiene en pies y manos acudan con sus propios artículos.

El no manifestar a la pareja que se cuanta con VIH/SIDA por temor a ser rechazado, puede incurrir en ilícitos como el de lesiones y peligro de contagio y para hacer uso de sus derechos sexuales debe tener plena responsabilidad consigo misma y con su pareja, para no poner en riesgo su salud.

Durante las actividades de esta Semana Cultural asistieron jóvenes y personas de edad adulta, quienes felicitaron a los organizadores que a su vez se comprometieron a seguir llevando a cabo este tipo de eventos.