Vargas y Yordi, pioneros de la nueva educación en EU

Entre nos
Claudia Pérez / El Universal
11 de diciembre de 2006

Hace tres semanas, el Departamento de Educación de la Casa Blanca citó en Chicago a los coautores Gaby Vargas y Yordi Rosado para hablar sobre sus dos libros Quiúbole con. (el primero para chavas y el recién publicado para chavos).

Estas obras serán incluidas en el plan de estudios de alumnos hispanoamericanos. La información contenida en ambos volúmenes está respaldada por expertos, es concreta y actualizada. Esto refuerza la escasa orientación por parte de los padres que trabajan hasta dobles turnos y no alcanzan a brindarles la atención suficiente a sus hijos.

El diseño y lenguaje empleado en cada página hacen que el libro tenga un enfoque divertido, digerible y útil para la complicada etapa de la adolescencia.

Quiúbole con. para chavas, ha vendido 235 mil ejemplares. Cuando se lanzó en México, 3% de madres conservadoras y maestras intentaron prohibirlo, al darse cuenta que era del gusto de las niñas, decidieron hacer debates abiertos en clase, encontrando positivo el intercambio de puntos de vista.

Está comprobado que las prohibiciones únicamente han fomentado la ignorancia sin disminuir sus consecuencias. En cambio, transmitir la verdad con claridad ayuda a despertar conciencias para tomar decisiones con inteligencia y responsabilidad, conociendo de antemano los riesgos y consecuencias.

Cada día se embarazan mil 369 niñas entre 12 y 19 años. Los índices de alcoholismo y suicidio en nuestro país aumentaron 21%. Algo estamos haciendo mal y pocos se dan cuenta.

Quiúbole con. para chavos, fue el libro más vendido en la pasada Feria Internacional del libro en Guadalajara. Yordi Rosado asegura mantener el humor y doble sentido que usan los hombres, evitando caer en lo vulgar para no ofender a las damitas que lo lean.

Antes del internet, muchas generaciones crecieron con los ojos vendados, la censura y el miedo a hablar con naturalidad y conocimiento sobre sexualidad. Eso no impidió la práctica del sexo ni la propagación de infecciones, ni los embarazos no deseados. Las dudas estaban ahí, como la mugre cuando no te bañas, aunque te perfumes.

Actualmente muchas mujeres practican el sexo anal para no perder su "virginidad" pero al desconocer las medidas de higiene y protección, se arriesgan a contraer infecciones como el VIH.

En esta edición se pueden encontrar respuestas sobre el efecto fantástico, pero fugaz, de las drogas, amistades peligrosas, complejos físicos, desórdenes alimenticios, tácticas de ligue, homosexualidad, familias insoportables, además de asociaciones y líneas de ayuda.

lahojaenblanco@gmail.com