"Palabra del secretario": Mauricio Hernández

 

Ssa: en la lucha contra el sida no habrá retroceso

 

Ofrece destinar 110 mdp a prevención y mil 182 mdp a compra de antirretrovirales

 12-Diciembre-06

 

Los programas de atención y lucha contra el VIH-sida quedarán a discrecionalidad de la Secretaría de Salud, ya que ante la ausencia de recursos etiquetados en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2007 se cuenta con la “palabra” del titular del ramo, José Córdova Villalobos.

“En términos de etiquetado no hay una línea directa que diga 'compra de antirretrovirales', sino que éstos ya pasan a ser parte de lo que se cubre con el Fondo de Gastos Catastróficos, que tiene el Seguro Popular. Ahorita lo único que ustedes pueden tener es la palabra del Secretario de Salud, del doctor Córdova Villalobos, de que no va a haber desabasto y de que están destinados los fondos”, explicó Mauricio Hernández Ávila, como subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud.

Por lo pronto, la dependencia informó que Córdova Villalobos se comprometió a destinar 110 millones de pesos a prevención y mil 182 millones de pesos a la compra de antirretrovirales, aun cuando se carece de asignaciones específicas en el Presupuestos de Egresos de la Federación 2007.

Luego de que MILENIO diera a conocer que en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2007, enviado por Felipe Calderón a la Cámara de Diputados, Censida sufrió una reducción presupuestaria de 71 por ciento con respecto a lo aprobado en 2006, la dependencia sanitaria aseguró que en 2007 no habrá desabasto ni tampoco un retroceso en los programas de atención, prevención y lucha contra el VIH-Sida.

Pero las Redes de Organizaciones de Personas que Viven con VIH, integradas con 26 ONG ubicadas en todo el país, anunciaron que efectuarán una vigilancia ciudadana al Seguro Popular, porque la falta de recursos etiquetados no obliga a la Secretaría de Salud a cumplir con los compromisos verbales establecidos ayer por la mañana y todas las acciones; por el contrario, “quedarán a criterio de su titular”.

Aun cuando la Ssa trató de minimizar la falta de recursos etiquetados y el claro recorte presupuestal a Censida (que pasó de 557 millones a 160 millones) bajo el argumento de que el dinero se encuentra en el Fideicomiso de Gastos Catastróficos del Sistema de Protección Social en Salud, Arturo Díaz Betancourt, vocal de Conasida, detalló los riesgos que se corre por no contar con asignaciones en el presupuesto.

El VIH-sida, dijo, a diferencia de enfermedades como cáncer cervicouterino, tumores de la infancia, insuficiencia renal, cirugías de cataratas y cuidados intensivos de bebés prematuros, no se encuentra incluido en el reglamento de Ley del Seguro Popular, que hace obligatoria su atención.

“Esta circunstancia hace que el presupuesto para la compra de ARV se preste a la discrecionalidad del Comisionado o de la Junta de Gobierno del Fideicomiso, lo cual no garantiza el acceso o la cobertura universal a medicamentos para las personas que viven con VIH en el país, por ello se necesita que los medicamentos estén claramente etiquetados en el Presupuestos de Egresos de la Federación”, dijo.

 

México • Blanca Valadez