Prevén crisis por recorte para VIH

Una baja en el presupuesto por parte de la Federación implicaría serio desabasto de medicamentos: Carmen Soler

El Universal
Miércoles 13 de diciembre de 2006

Angélica Simón

La demanda de recursos para atender el abasto de retrovirales para los pacientes con el Virus de Inmuno deficiencia Humana (VIH) que se atienden en la clínica Condesa, de los servicios de salud del Distrito Federal, alcanza los 194 millones de pesos anuales.

Aun con esos recursos, actualmente se tiene una cobertura tan sólo de 60% de lo demandantes, por lo que una disminución en el presupuesto por parte de la Federación implicaría que a partir de enero se presentará un serio desabasto de medicamentos, señaló Carmen Soler, directora del Programa de VIH en el DF.

"Sería la primera vez que tendríamos un recorte al presupuesto y lo empezaríamos a sufrir en enero", comentó Soler Claudín tras recordar que el recorte considerado es de 30 millones de pesos.

Ante este hecho algunas organizaciones no gubernamentales señalan que se viviría una de las peores crisis de medicamentos.

"No tener retrovirales significa garantizar la muerte de miles de personas con VIH-sida; la gente simplemente se muere porque no hay dinero que les alcance para seguir los tratamientos, comentó Jaime Montejo, del grupo Brigada Callejera.

El activista apuntó que cada tratamiento implica costos de más de 20 mil pesos mensuales, dinero que no tienen la mayoría de los pacientes.

De acuerdo con información de la agencia Notiese, Jorge Saavedra, director del Censida aseguró que las personas seropositivas del Distrito Federal carentes de seguridad social recibirán sin contratiempos sus medicamentos.

Refirió que se presentó un retraso en la firma del convenio con la federación para el aporte de dichos recursos pero, afirmó, el convenio de colaboración ya fue firmado por Carmen Soler.

"Los recursos para esta tarea dependen del número de pacientes reportados y de la cantidad y tipo de medicamentos solicitados, pero bajo ninguna circunstancia los pacientes de la Condesa se quedarán sin antirretrovirales", dijo.

Al respecto, Arturo Díaz Betancourt, coordinador del Comité Técnico de Observación y Vigilancia Ciudadana (Mexsida), criticó la demora de la doctora Soler para firmar el convenio con el Censida, situación que aseguró, puso en riesgo la vida de quienes viven con VIH/sida. "Fue la última en firmar debido a problemas ideológicos", acotó.

Agregó que las organizaciones civiles mantendrán una "fuerte" vigilancia sobre el trabajo de los jefes de programa sobre VIH/sida de todo el país, para garantizar una óptima atención a quienes han sido afectados por la epidemia.