La circuncisión reduce el riesgo de contraer VIH

Dos ensayos clínicos realizados en África aportan evidencias

Donald G. McNeil Jr.
El Universal
Jueves 14 de diciembre de 2006

NUEVA YORK.- La circuncisión entre los africanos podría reducir a la mitad el riesgo de contraer sida, según dijo ayer el Instituto Nacional de Salud, organismo del gobierno de EU, al detener anticipadamente dos ensayos clínicos en África, cuando los resultados preliminares sugirieron que esta práctica ha funcionado tan bien que debería ser considerado no ético no ofrecer la circuncisión a los hombres que participaron en el ensayo.

Expertos en sida inmediatamente avalaron el resultado, argumentando que dio al mundo una nueva forma de combatir la expansión del sida, mientras los directores de las dos más grandes fundaciones para el combate a esta enfermedad dijeron que considerarán pagar por circuncisiones.

"Esta es una noticia muy emocionante", dijo Daniel Halperin, especialista en VIH en el Centro de Población y Desarrollo de Harvard, quien ha argumentado en publicaciones científicas durante años que la circuncisión reduce la expansión del sida en las zonas de África donde se practica.

Sin embargo, algunos expertos han advertido que la circuncisión no es una cura, sino que sólo reduce las posibilidades de que un hombre se contagie con el virus; además, señalan que es una práctica cara, en comparación con el uso del condón, la abstinencia u otros métodos, y que la cirugía implica serios riesgos si no se realiza en buenas condiciones, como a menudo sucede en el África rural.

Los mensajes de educación sexual a los jóvenes deben dejar muy claro que "esto no significa que con la circuncisión tengan una protección absoluta", dijo el doctor Anthony S. Fauci, investigador de sida y director del Instituto Nacional de Enfermedades Alérgicas e Infecciosas, que patrocinó los ensayos.

Los ensayos clínicos fueron realizados entre cerca de tres mil hombres en Kisumu, Kenya, y casi cinco mil en Rakai, Uganda. Ninguno estaba infectado con VIH y fueron divididos entre circuncidados y no circuncidados; a ambos grupos se les dio el mismo consejo de cuidado sexual y se les tomó pruebas regularmente.

Los ensayos fueron interrumpidos por los Institutos de Seguridad de Datos y del Consejo de Monitoreo de Salud, luego de que los datos mostraran que los kenianos habían registrado una reducción de 53% en nuevos casos de VIH y los ugandeses de 48%.

En Kenia, 22 de los mil 393 jóvenes circuncidados se contagiaron de VIH, comparados con 47 de los mil 391 no circuncidados.

Dos agencias, una del Departamento de Estado de EU y otra financiada por varios países, dijeron que estarían dispuestas a pagar circuncisiones.