Se sintió ´en familia´

El DJ holandés cumplió uno de sus sueños: convocar a cerca de 30 mil personas en la Plaza de Toros México; pretende hacer conciencia entre los jóvenes sobre la problemática del sida, como embajador de "Comienza bailando, detén el sida, baila por la vida"

Natalia Cano
El Universal
Lunes 18 de diciembre de 2006

DJ Tiësto levantó los brazos, mientras el escenario giraba lentamente a 360 grados. Los jóvenes, extasiados, movieron sus cuerpos al ritmo de los beats, y entonces vino la ovación al ritmo de "¡Tiësto, Tiësto!". El holandés se regocijó al ver uno de sus sueños hechos realidad: Convocar a miles de personas en la Plaza de Toros México, el sábado pasado, y con ello, ofrecer el show más importante de música electrónica en Latinoamérica.

Y es que el ídolo del tornamesas no se equivocó al decir que México es uno de los lugares en los que se siente más "en familia, pues la comunión entre Tiësto y cerca de 30 mil asistentes fue casi inmediata, sin decaer ni un momento durante las cuatro horas que duró el espectáculo.

Así, el lema de DJ Tiësto, "I feel the energy from the crowd and I try to give it back to create a unity" ("Siento la energía del público e intento devolvérsela para crear una unidad"), se cumplió al pie de la letra.

Tiësto inició su actuación a las 22:30 horas, tiempo en el que el disc jockey de 37 años subió al entarimado giratorio para abrir el espectáculo con el tema "Dance4life", en el que originalmente participó Maxi Jazz, y con el cual pretende hacer conciencia entre los jóvenes sobre la problemática del sida, como embajador de "Comienza bailando, detén el sida, baila por la vida" ("Start dancing, stop AIDS, dance4life").

Sobre las cuatro pantallas que eran sostenidas por las estructuras metálicas que conformaban el escenario aparecieron algunos mensajes sobre la prevención del VIH, así como la imagen del muñequito que ilustra el material en el que se incluye "Dance4Life".

Tal como lo informó a la prensa un día antes de su presentación en "la México", DJ Tiësto no contó con colegas abridores, y éste se concentró únicamente en satisfacer a sus sedientos seguidores, entre los que también se encontraban algunos niños que, sin importar la hora (cerca de la medianoche), también movieron sus cuerpos.

Ataviado con pantalón y camisa blanca, este DJ, considerado "el mejor del mundo", interpretó, entre muchas piezas, los temas "Traffic", "Love comes again" y "Adagio for strings", consideradas sus más grande éxitos.

En su repertorio también se enlistaron "Lethal industry", "Nyana", "Flight 643" y "Suburban train", temas pertenecientes a la discografía de Tijs Verwest (su nombre real), quien tiene 20 álbumes en su haber.

Tiësto, quien en 2004 mezcló en vivo para billones de personas en la inauguración de los Juegos Olímpicos en Atenas, abandonó el escenario por un momento para cambiarse de ropa. Luego, en dos ocasiones, se quitó los audífonos para autografiarlos y aventarlos al público, como una muestra de agradecimiento.

Con una vuelta alrededor del escenario, DJ Tiësto se despidió de la audiencia, con la frente en alto y la satisfacción de haber cumplido su meta.