Tribunal Supremo de California estudiará la prohibición de matrimonios homosexuales

Evaluará si viola o no la constitución

Miércoles 20 de diciembre de 2006

El Financiero en línea

San Francisco, 20 de diciembre.-  El Tribunal Supremo del estado norteamericano de California dijo hoy que estudiará una demanda contra la prohibición, por anticonstitucional, de los matrimonios homosexuales en las leyes del estado.

El máximo tribunal accedió de forma unánime a estudiar si la prohibición de estos matrimonios viola o no la constitución, una decisión que abre un nuevo capítulo legal en una cuestión que nunca ha terminado de dilucidarse en California.

Un tribunal de apelaciones de San Francisco dictaminó en octubre que las leyes estatales que estipulan que el matrimonio es entre un hombre y una mujer no violan la Constitución de California.

Entonces, los jueces echaron por tierra una decisión anterior, de marzo de 2005, y dieron la razón al fiscal general de California, quien argumentó que es la legislatura, y no los tribunales, los que tienen poder para cambiar la definición tradicional del matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer.

Los partidarios de estos matrimonios acudieron entonces al Supremo de California, que hoy les ha dado nuevamente motivos de esperanza, aunque su decisión no se conocerá hasta probablemente bien entrado el año próximo.

La cuestión nace a partir de la decisión del alcalde de San Francisco, Gavin Newsom, quien desafió las leyes estatales cuando dio luz verde a más de 4.000 bodas entre homosexuales en el invierno de 2004, lo que desató un debate que pronto se extendió por todo el país.

La decisión podría colocar a California al lado de Massachusetts, el único estado donde las parejas homosexuales se pueden casar legalmente.

Se trata de una demanda interpuesta por 20 parejas del mismo sexo junto con la ciudad de San Francisco.

El abogado de la ciudad, Dennis Herrera, dijo que el municipio está "extremadamente contento" por la decisión de los jueces de revisar un caso que "es quizás el asunto de derechos humanos más relevante de nuestros tiempos".  (Con información de EFE/GCE)