Plantean negar adopción a gays

La fracción priista en el Congreso de Coahuila modificó el planteamiento sobre la iniciativa que legaliza las uniones entre parejas homosexuales

Por: Daniel Valdés / Corresponsal
22/12/2006

SALTILLO, Coah.- La fracción priista en el Congreso de Coahuila modificó el planteamiento sobre la iniciativa que legaliza las uniones entre parejas del mismo sexo.

La bancada legislativa tricolor presentó una contrapropuesta en la que se insiste en el Pacto Civil de Solidaridad, pero se considera la prohibición de que parejas de homosexuales accedan al recurso de la adopción.

La propuesta se planteó como una alternativa a la anterior iniciativa promovida por la diputada Julieta López, que permanece "congelada" en la Comisión de Justicia, presidida por el diputado panista Francisco Cortés.

Cortés ha señalado que la iniciativa no se ha dictaminado porque el texto no corresponde a la propuesta que se leyó en tribuna.

La estrategia del PRI es que al momento de darle la segunda lectura se turnará a la Comisión de Gobernación, encabezada por el diputado priista Francisco Saracho Navarro.

La iniciativa será aprobada lo más pronto posible e incluso se especula que en los primeros días de enero habrá un período extraordinario de sesiones.

En el pleno del Congreso se le dio la primera lectura a esta nueva iniciativa para modificar el Código Civil y la Ley del Registro Civil, en la que se busca darle cabida a la figura del Pacto Civil de Solidaridad, como mecanismo para legalizar las uniones entre parejas del mismo o distinto sexo.

Además, la propuesta plantea garantizarle a las parejas otro tipo de derechos que ya tiene el matrimonio, con excepción de la posibilidad de adoptar niños.

ASegún el texto, se pretende incluir la obligatoriedad de proporcionar alimentos a la pareja.

La contrapropuesta cuenta con el respaldo de los 20 diputados que integran la fracción del PRI.

En la exposición de motivos, la iniciativa advierte que ocasionará discusión en la sociedad coahuilense, pero hay la necesidad de regular y reconocer los derechos de quienes no eligen o no pueden optar por el matrimonio, como el marco para la fundación y desarrollo de su vida afectiva.

"Es cierto que la iniciativa rompe con el esquema tradicional.

"También lo es que recoge y atiende una grave desventaja social y plantea una solución jurídica valiosa, misma que ya ha sido instrumentada exitosamente en la mayor parte de los países desarrollados del planeta", expone.

La iniciativa plantea incluir en el Código Civil la figura del Pacto Civil de Solidaridad y precisa que tiene por objeto predominantemente la ayuda y la asistencia entre dos personas.

En principio es válido para las de sexo diferente, pero que abrigue a quienes tienen otra orientación sexual.

En entidades como Puebla y el Estado de México, las fracciones legislativas del PRD han presentado propuestas para discutir el aval a las uniones entre parejas de personas del mismo sexo.