Auténticos Santas

Por Katy Díaz / 24 de diciembre de 2006

Navidad. Como una forma de contribuir con la sociedad, algunas celebridades están comprometidas con organizaciones de ayuda a gente necesitada donando importantes sumas de dinero e incluso predican con el ejemplo adoptando a niños huérfanos

Además de sus fieles duendes, este año el gordito de la barba blanca ha contado con el apoyo de personas de carne y hueso que le han echado la mano en su misión para hacer felices a millones de personas necesitadas alrededor del mundo.

Y sus asistentes más productivos resultaron ser dos familias del medio artístico. Una de ellas es la bondadosa familia Jolie-Pitt, y la otra es la familia Ritchie Ciccone.

 

 ¿EL SR. Y LA SRA. CLOS?

 Santa Clos trabaja todo el año para tener a tiempo el pedido de millones de niños, así que Angelina Jolie y su pareja Brad Pitt no fueron la excepción.

Angelina, embajadora de buena voluntad del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, se ha olvidado un poco de su estatus de estrella para pasar largas temporadas, al lado de Pitt, trabajando en aldeas empobrecidas de países asiáticos y africanos, a donde llevan comida, ropa y esperanza.

La pareja creó el Proyecto de Ayuda Maddox, que brinda ayuda en Camboya (lugar de nacimiento de su hijo mayor); además vigilan la Fundación Jolie, que ayuda a niños huérfanos y, por si fuera poco, colaboran con un refugio de animales en Namibia.

La actriz también dirige una organización norteamericana llamada All Tribes Foundation, que ofrece apoyo a la reserva indígena de Pine Ridge. Y cada año patrocina un concurso de carteles alusivos al Día Mundial de los Refugiados, en escuelas primarias de Washington.

Su preocupación por los demás se dio cuando filmaba Tomb Raider en Camboya, donde la gente vive en la miseria y con miedo debido a las zonas minadas.

Pitt se unió a las causas de Jolie en el 2005, cuando se conocieron y se convirtieron en pareja. Juntos han hecho felices a Maddox y Zahara, sus hijos adoptivos, a quienes rescataron de la pobreza y las enfermedades. Además son padres biológicos de Shiloh, la menor de sus hijas nacida en mayo en Namibia, sitio donde por cierto donaron 300 mil dólares a dos maternidades y 15 mil a una escuela y a un centro comunitario.

El nacimiento de Shiloh sirvió para reunir 7 millones de dólares, cifra por la que la pareja vendió las primeras fotos de la niña, y que fue destinada a causas benéficas.

Otros donativos generosos de este año han sido para las fundaciones Global Action for Children, que se encarga de ayudar a niños enfermos de sida y otras enfermedades, y a Médicos sin Fronteras, a las que la pareja dio un millón de dólares para cada una.

También ayudaron recientemente, con 100 mil dólares, a la Fundación Daniel Pearl, creada en honor al periodista del mismo nombre, secuestrado y decapitado en el 2002 mientras realizaba una investigación sobre los atentados del 11 de septiembre, y en el que se basa la historia de A Mighty Heart, película producida por Pitt y estelarizada por Jolie.

Brad también trabaja duro a la par de su mujer. El año pasado, cuando un terremoto arrasó con Islamabad, en Paquistán, el actor donó 40 camas ortopédicas al Hospital Paquistaní de Ciencias Médicas, donde urgía esa ayuda para pacientes fracturados y con contusiones en la columna vertebral.

Y recientemente visitó el poblado de Maharashtra, al oeste de India, para cooperar con el ex Presidente de Estados Unidos, Jimmy Carter, en su proyecto de construir casas para los pobres. Ahí tomó las herramientas de albañil y ayudó a levantar una pared.

  

MADONNA Y SU CUENTO DE NAVIDAD

 Durante años, Madonna había mantenido en secreto sus donaciones a causas benéficas, pero este 2006 decidió contarle al mundo entero que ayudaría a los huérfanos de Malawi.

Y no sólo se puso como meta entregarles por lo menos 3 millones de dólares para desarrollar programas que los beneficiaran, sino que además sacó de la miseria al pequeño David Banda, con quien tiene pendiente un proceso de adopción.

Otro de sus proyectos de este año fue financiar un documental de un millón de dólares, con el que pretende mostrar la grave situación en la que viven algunos de los niños desamparados de Malawi. Y también se asoció con el activista contra la pobreza Jeffrey Sachs para implementar programas de salud, agricultura y economía que beneficien a dicha población africana.

Raising Malawi es el nombre de la fundación con la que Madonna está trabajando muy de cerca y con la que pretende crear un centro, en Mphandula, para el cuidado de los niños que tienen sida o que han quedado huérfanos a causa de ello.

Además, la cantante donará las ganancias de su libro The English Roses: Too Good To Be True para esta misma causa.

Pero definitivamente lo más loable de todo lo que hizo la esposa de Guy Ritchie en el año fue adoptar a David, de 13 meses, quien vive un cambio drástico al pasar de la pobreza a la abundancia. La familia lo ha recibido amorosamente: Lola y Rocco, según Madonna, están felices de tener en casa a un hermanito con el que juegan por largas horas.

 

Otros Santas muy activos:

· Elton John

A través de Elton John AIDS Foundation, no se cansa de ayudar a personas que tienen sida. Constantemente organiza cenas de gala, exhibiciones y subastas para recaudar fondos.

 

· Bono

Fundó DATA, una organización de caridad para promover la conciencia sobre el sida y el alivio de la deuda externa para naciones en desarrollo.

 

· Paul Newman

Vende productos comestibles con la marca Newman's Own y con las ganancias les da vivienda y comida a los más necesitados.

 

· Oprah Winfrey

A través de la fundación que lleva su nombre, la conductora ayuda a familias necesitadas. También ha creado becas para estudiantes estadounidenses.

 

· Michael J. Fox

El actor creó Michael J. Fox Foundation, con la que ayuda a personas que, como él, sufren el mal de Parkinson.

 

· Ricky Martin

Desde hace cinco años, el cantante boricua lucha contra la prostitución y la pornografía infantil. Además tiene apadrinados a tres niños de Asia.

 

· Shakira

Con su fundación Pies Descalzos les ha dado comida y techo a miles de niños desplazados, víctimas de la violencia en Colombia.