Robots con derechos civiles

La próxima vez que golpee el teclado por alguna frustración con su PC, piense que algún día esta podrá demandarlo por abuso de autoridad. Incluso en los próximos 50 años es posible que se tope con una nueva generación de aspiradoras haciendo fila para votar

El Comercio/GDA
El Universal

Miércoles 27 de diciembre de 2006

La próxima vez que golpee el teclado por alguna frustración con su PC, piense que algún día esta podrá demandarlo por abuso de autoridad. Incluso en los próximos 50 años es posible que se tope con una nueva generación de aspiradoras haciendo fila para votar.

Lo anterior no es un extracto de una película de ciencia ficción como Yo, robot, sino una idea que el diario británico "Financial Times" destacó ayer tras hacer público extractos del informe titulado "Escaneos Sigma y Delta", realizado por la oficina en Gran Bretaña del Centro de Observación del Horizonte de la Ciencia y la Innovación.

El texto, de 246 páginas, detalla muchos probables desarrollos de la ciencia y la tecnología que ocurrirán durante el próximo medio siglo.

Además de los robots, habla de cuestiones como los vuelos espaciales, el crecimiento económico de la India, el desarrollo de la nanotecnología y la amenaza representada por el virus del sida.

"Si somos conscientes, los robots podrían querer tener los mismos derechos y probablemente los obtendrían", expresó Henrik Christersen, director del Centro de Robótica y Máquinas Inteligentes en el Instituto de Tecnología de Georgia.

 

PAGARÁN IMPUESTOS

En su apartado "¿Sueño utópico o el ascenso de las máquinas?", el documento predice que en un plazo de entre 20 y 50 años los robots podrán mejorar su inteligencia artificial, reproducirse por su cuenta y, más aun, mejorarse a sí mismos.

Agrega que las máquinas podrán además reclamar derechos como beneficios sociales y seguros de salud. Aunque también --siempre según el texto oficial-- deberían adoptar ciertas obligaciones, como votar, pagar impuestos y hasta cumplir el servicio militar.

"Nuestro negocio no es adivinar el futuro, pero necesitamos explorar el espectro más amplio de posibilidades para asegurar que el Gobierno está preparado para el largo plazo, y que considera las cuestiones de ese espectro cuando hace planes", dijo a la BBC sir David King, asistente en jefe del Gobierno en materia científica.

"Estos estudios tienen como objetivo estimular el debate y la discusión crítica para alimentar las políticas y las estrategias gubernamentales de corto y largo plazo", agregó King.