Atribuye ex soldado crimen a órdenes divinas

Un Vistazo

Por Reforma / 31 de diciembre de 2006

Lima.- Un ex soldado confesó ser un asesino en serie que mató a 13 personas porque, dijo, es un purificador y un enviado de Dios para limpiar a la sociedad de homosexuales, drogadictos y violadores, informó ayer la Policía peruana.

"Son gente sucia, corrupta, que no debería estar acá, son fumones (drogadictos), maricones, violadores", dijo a la prensa Pablo Nakada.

AFP